Skip to main content

6 trucos para leer más rápido comprendiendo lo que lees

Libros segunda mano

21/07/2018 - 08:05

En el colegio nos enseñan a leer, pero pocos son los alumnos que ven técnicas para leer más rápido o retener conceptos con mayor facilidad en el aula.

Esto resulta sorprendente ya que saber leer a mayor velocidad es útil tanto en el ámbito académico como el profesional. Desde estudiantes en época de exámenes ahogándose entre montones de apuntes hasta trabajadores atareados revisando informes y los cientos de emails que les llegan a la bandeja de entrada cada día.

O puede que te interese aprender a leer más rápido por disfrute personal. Hay tantas buenas novelas que leer que un par de semanas de vacaciones en la playa no son suficiente para abarcarlos todos, y si a esto les sumas los innumerables libros valiosos para ayudarte en tu vida profesional no acabaríamos nunca.

Los 7 mejores libros para el verano 2018

Por ello, hoy vamos a ver una serie de trucos para empezar a leer más rápido comprendiendo el contenido.

  • 1. Primero lee el texto por encima. Es importante que antes de leer te hagas una idea general de cómo es el texto. Escánealo de arriba a abajo, fijándote bien en la estructura, los diferentes apartados, imágenes, gráficos.

    Pese a que a muchos puede parecerles contraproducente mirar todo el texto dos veces esto te ayudará a ir mucho más rápido cuando lo leas la segunda vez más detenidamente ya que ya estarás familiarizado con el contenido.

    Además, cuanto más rápido empieces la lectura mejor ya que después con reducir un poco la velocidad te parecerá que estás leyendo a un paso adecuado pese a que en realidad lo estés haciendo más rápido de lo normal.

Leer más rápido
  • 2. No repitas lo que leesReproducir lo que leemos en nuestra mente nos ralentiza significativamente: podemos entender una palabra mucho más rápido de lo que podemos decirla y es innecesario repetirla para comprenderla.

    La mejor manera de eliminar este mal hábito es distrayendo a tu mente. Cuando leas masca chicle o escucha música instrumental para que tu cerebro no esté centrándose en repetir las palabras.

  • 3. Lee frases, no palabras. También te ayudará intentar leer en bloques en vez de ir palabra por palabra; tu mente rellenará automáticamente las partes vacías dándole sentido al texto pese a que no te detengas en cada término individual.

    Para ello intenta leer dando saltos leyendo las palabra de cinco en cinco más o menos. Esto no quiere decir que no leerás el resto de palabras, sino que cogiendo como referencia cada quinto término tu mente automáticamente detectará las palabras antes y después.También es clave para dejar de repetir las palabras en tu mente.

    Eso sí, requiere práctica; procura no empezar a emplear esta técnica si tienes que leer un texto importante.

Ventajas y desventajas de libros en papel y libros digitales

  • 4. Marca el ritmo de lectura. Este último punto te resultará más fácil si marcas el ritmo de lectura con el dedo o un bolígrafo. Guiarás a tus ojos a la velocidad que tu quieras, y te ayudará a concentrarte en la lectura evitando además que repitas lo que lees en tu mente.
  • 5. No pierdas tiempo releyendo. Cuando leemos perdemos gran parte del tiempo deteniéndonos en partes que no hemos entendido correctamente; esto no solo nos hace leer más lento, sino que además rara vez ayuda.

    En vez de pararte en cada frase o párrafo que no entiendas preocúpate por leer todo el texto de principio a fin. Probablemente cuando tengas más contexto cobre sentido.

  • 6. Practica. Como con todo, la práctica hace al maestro. Siéntate con un temporizador y ponte a prueba a ver cuantas palabras puedes leer por minuto; rétate para intentar ir aumentando la velocidad y asegurándote de que has entendido todos los conceptos.

Ver ahora: