Skip to main content

7 peligros ocultos en la playa de los que debes tener cuidado

peligro playa

18/07/2018 - 18:56

Si eres de los que pasan las vacaciones en la orilla del mar, será mejor que tengas cuidado y evites algunos peligros ocultos en la playa que pueden arruinarte el verano. En este artículo te dejamos los más habituales para que estés atento y disfrutes de unas vacaciones seguras. 

Además de las precauciones habituales, como la protección solar para la piel, sombrillas y sombreros para protegernos del sol o agua para permanecer bien hidratados, también es importante que prestes atención a otros detalles, por ejemplo a la presencia de algas nocivas, medusas o erizos de mar, o la posibilidad de sufrir cortes en las rocas.

A continuación están algunos de los peligros que acechan en la playa que debes evitar:

  • Agujeros en la arena. Niños y mayores cavan hoyos en la arena de la playa, y esto puede resultar peligroso si no miras por dónde vas, ya que puedes meter el pie sin saberlo y hacerte daño. 
  • Medusas. Si estás en una playa donde hay una elevada población de medusas, no bajes la guardia y revisa tu entorno a menudo para asegurarte de que no hay ninguna cerca. Habitualmente prefieren aguas poco profundas y siguen el movimiento de la corriente.
  • Infecciones de oído y ojo. Muchas personas contraen otitis externa o conjuntivitis cuando pasan muchas horas en el mar. Procura lavarte bien los ojos y los oídos después de nadar para reducir el riesgo de infecciones.
  • Floraciones de algas nocivas. Las floraciones de algas nocivas son comunidades de microorganismos que viven en el océano que pueden poner en riesgo tu salud. Pueden causar diarrea, vómitos y problemas gastrointestinales. 
  • Erizos de mar. A menudo son difíciles de detectar y se pueden confundir con rocas o corales. Es importante que tengas cuidado con ellos porque dejan pequeños fragmentos negros que se deben quitar con pinzas o curar con vinagre. Si no se trata la herida, puede producir erupciones en la piel y dolores en músculos y articulaciones.
  • Cortes. Las conchas, las piedras y las rocas son muy traicioneras y en el momento menos pensado te pueden hacer un corte. Si la playa en la que te encuentras no es de arena fina, lo mejor es que protejas tus pies para evitar herirte y contraer una infección.
  • Resaca. La resaca es uno de los principales peligros del mar que puede incluso llegar a costarte la vida. Es importante permanecer atento a las corrientes y no bañarse si no es seguro hacerlo.

Ahora que ya conoces los peligros de la playa más comunes, actúa con precaución para disfrutar de un verano seguro y tranquilo.

Ver ahora: