El alcohol aumenta un 70% el riesgo de insuficiencia cardiaca

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
El alcohol aumenta un 70% el riesgo de insuficiencia cardiaca

El consumo de alcohol de manera empedernida aumenta drásticamente el riesgo de insuficiencia cardiaca, con independencia del buen estado de salud en el que se esté y de la edad que se tenga.

Con esta contundencia nos encontramos con este titular, consecuencia de un estudio publicado en la reunión anual de la Asociación Americana del Corazón en Orlando, donde se demuestra que aquellas personas que abusan del alcohol tienen un 70% más de posibilidades de contraer enfermedades de insuficiencia cardiaca.

Los efectos nocivos del hábito de la bebida o de padecer alcoholismo fueron pronunciados en adultos jóvenes y de mediada edad, además de aquellos que tenían buena salud, indica Isaac Whitman, uno de los encargados de llevar a cabo este estudio.

El alcohol aumenta un 70% el riesgo de insuficiencia cardiaca

Los resultados afirman que los adultos jóvenes deberían evitar el exceso de alcohol a pesar de no padecer ningún factor de riesgo en cualquiera de las enfermedades relacionadas con la insuficiencia cardiaca.

Para ello, se analizaron los expedientes de más de 858.000 pacientes de California en el intervalo de tiempo entre 2005 y 2009 con edades comprendidas entre 30 y 79 años.

De esa muestra, un 4% tenían diagnosticado alcoholismo y un 12% del porcentaje anterior contrajeron insuficiencia cardiaca congestiva.

Una de las curiosidades extraídas de esta investigación es que el abuso de alcohol era peor incluso para aquellas personas cuyos corazones no tienen ningún otro factor de riesgo cardiaco.

“Cuanto uno es más sano, el corazón es desproporcionadamente más susceptible al alcohol”, declara Whitman.

Fumar ayuda a desarrollar alcoholismo, según un estudio

Esto, según apunta el estudio, podría deberse a que las personas tienen otros factores de riesgo cardíaco y por tanto el consumo de alcohol no tiene tanta relevancia en el daño a los órganos.

Además, el alcohol también aumenta la presión arterial, lo que supone un notable empeoramiento de los vasos sanguíneos.

“Mientras más se bebe, más alta es la presión arterial, concluye el investigador.

[Fuente: NLM]