Skip to main content

La alta tasa de fallos pone en entredicho la tecnología de reconocimiento facial

reconocimiento facial

07/05/2018 - 11:05

La tecnología de reconocimiento facial es una realidad. Nuestros móviles y ordenadores ya utilizan esta tecnología para identificarnos y ayudarnos a comprar de forma más fácil, además de desbloquear nuestro dispositivo. Sin embargo, también hay una aplicación policial para esta tecnología. En concreto, la que se encarga de identificar a la población para encontrar posibles delincuentes entre grupos numerosos de personas.

La tecnología de reconocimiento facial de uso policial es algo que, este año, es motivo de debate. La policía china ya está utilizando gafas que cuentan con esta tecnología incorporada para que los agentes de campo puedan hacer su trabajo y cámaras en diferentes puntos de la ciudades ya han permitido detener a algunos sospechosos.

Las policías de diferentes puntos del mundo también utilizan cámaras fijas con sistemas de reconocimiento facial y la propia empresa Axon ha emitido una especie de recomendación de regulación de la inteligencia artificial para el reconocimiento facial, algo que ya ha generado controversia entre algunas organizaciones que protegen la privacidad de los ciudadanos.

Peligros y ventajas de la tecnología de reconocimiento facial

En Reino Unido es una tecnología que se aplica desde hace algunos meses y Gales, concretamente, tiene varios sistemas de cámaras que operan desde hace un año. La final de la Champions League entre Juventus y Real Madrid celebrada en 2017 fue una cita en la que la policía galesa probó la tecnología de reconocimiento facial, y ahora han salido a la luz algunas cifras al respecto.

Durante la competición, los sistemas de cámaras de reconocimiento facial obtuvieron 2.470 alertas. De esas, 2.297 fueron falsos positivos y 173 personas fueron identificadas de forma correcta. Aunque la tasa de fallo fue masiva, la excusa es que era la primera vez que se utilizaba el sistema. Sin embargo, parece que las cosas no han ido a mejor.

Durante el combate entre Anthony Joshua y Kubrat Pulev en octubre del año pasado, el sistema identificó correctamente a cinco personas, mientras otras 46 alertas fueron falsos positivos. En el partido de rugby entre Gales y Australia, hubo 42 falsos positivos y seis identificaciones correctas. Esto supone un 90% de falsos positivos, un ratio altísimo cuando se trata de algo tan serio como una detención. 

Para la policía, este sistema supone una ventaja. Y es que, como asegura Alexei Garcia-Perez, uno de los investigadores de ciberseguridad de la Universidad de Coventry, ‘’el sistema puede identificar a alguien en un margen de tiempo escaso y minimizar los falsos arrestos y otras acciones que los civiles no tienen en demasiada alta estima’’. Perez añade que ‘’los algoritmos actuales son limitados’’, por lo que habrá que seguir mejorándolos de cara al futuro.

Eso sí, no todas las voces están a favor del uso de esta tecnología. Sin ir más lejos, Martin Evison, profesor de ciencias forenses en la Universidad de Northumbria, ha comentado que ‘’estas tasas de fallos son decepcionantemente realistas. ‘’Si obtiene una coincidencia falsa positiva, automáticamente se hace sospechoso a alguien que es perfectamente inocente’’, creando una situación nada cómoda para el identificado, claro.

Aún así, y pese a la enorme cantidad de falsos positivos, la policía de Gales ha afirmado que están satisfechos con el sistema. Y es que, desde que se implantó el sistema, se han producido 450 arrestos pertenecientes a coincidencias positivas.

El reconocimiento facial debe seguir mejorando

Parece un hecho que los sistemas de reconocimiento facial han llegado para quedarse y diferentes organizaciones y cuerpos policiales han afirmado que continuarán trabajando con esta tecnología. Todo depende de las bases de datos que se actualizan manualmente por la policía, por lo que estamos lejos de ver un sistema de reconocimiento como el que se puede ver en películas como Minority Report, sin ir más lejos.

Eso sí, la tecnología seguirá teniendo sus detractores. Silkie Carlo, directora del grupo de derechos de privacidad Big Brother Watch ha comentado que ‘’las cifras muestran que el reconocimiento facial en tiempo real es una amenaza para las libertades civiles y una herramienta policial peligrosamente inexacta. Identifica erróneamente a miembros inocentes del público a un ritmo aterrador, mientras que solo existen unos pocos casos en los que la tecnología está respaldada por un verdadero propósito policial’’.

Como veis, a la tecnología, y a su implantación sin polémicas, le queda mucho camino por delante.

[Fuentes: Gizmondo; Wired]

Ver ahora: