Skip to main content

Aprobado en Europa un nuevo alimento que convierte el sabor ácido en dulce

Espirulina

Getty Images

23/11/2021 - 10:13

Una empresa española ha conseguido crear un producto que puede transformar los sabores ácidos en dulces a través de una baya que sólo crece en África. Ahora la Comisión Europea les ha dado el visto bueno.

El negocio de la alimentación es uno de los más prósperos y que más dinero mueven en todo el mundo. Cosa lógica, ya que todos tenemos que comer.

Por ese motivo hay una enorme cantidad de empresas que se dedican a trabajar en nuevos alimentos, que si bien se basan en materias primas que llevan milenios con nosotros, ahora les descubrimos nuevas propiedades.

Y eso es lo que ha pasado con la Synsepalum dulcificum, una baya endémica de África Occidental, la cual se ha descubierto que tiene el poder de convertir lo ácido en dulce.

La empresa que ha descubierto y patentado este proceso se llama Baïa, es un startup española, y ya ha recibido el visto bueno de la Comisión Europea para poder comercializar este nuevo alimento dentro de la Unión Europea.

El nuevo alimento ha necesito 8 años de investigación hasta conseguir el aprobado europeo, y la forma en la que se pondrá a la venta es en polvo, tras triturar la pulpa (que contiene la miraculina, proteína capaz de transformar la percepción del sabor) y la piel (rica en compuestos antioxidantes como los polifenoles) de la baya.

La compañía dice que espera que para el primer trimestre de 2022 su producto pueda estar en farmacias, ya que es ahí donde comenzará a venderse.

El motivo de llevarlo a las farmacias es que el uso del novedoso alimento está dirigido a personas con problemas de alimentación: en torno al 30% de las personas mayores de 65 años sufren alteraciones o pérdidas de gusto, la gente que tras pasar el COVID se les ha trastornado el gusto...

De esta forma, el nuevo alimento no sólo llega al mercado para aquellos que tengan curiosidad por convertir el apio en un manjar dulce, sino que su principal objetivo es ayudar a aquellas personas que no disfrutan de la comida.

Y además