Astronautas comen la primera lechuga cultivada en el espacio

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Astronautas de la NASA comen la primera lechuga cultivada en el espacio.

La televisión y las webs de noticias suelen mostrarnos la parte heroica y aventurera de los astronautas. Pero eso sólo son quince minutos de las 24 horas que dura el día. Ser astronauta exige muchos sacrificios, y uno de ellos es la comida.

Deshidratada, congelada, cocinada, tratada... Comer en el espacio no es ningún placer. Para un astronauta, degustar una hoja de lechuga fresca recién extraida de la tierra es todo un manjar. Y eso es lo que experimentarán, por primera vez en más de 50 años de historia de la NASA, los astronautas de la Expedición 44 de la Estación Espacial internacional.

La NASA lleva varios años trabajando en el proyecto Veg-01, que tiene como objetivo cultivar frutas y verduras en el espacio. No es una tarea sencilla, pues en el espacio no hay luz solar ni gravedad.

En colaboración con la empresa ORBITEC ha desarrollado unos miniinvernaderos llamados Veggie que utilizan tecnología rotatoria para simular la rotación terrestre y generar una zona de microgravedad, en donde las plantas puedan crecer.

Puedes verlo en funcionamiento en este vídeo:

Para simular la luz solar se utilizan LEDs de color rojo, verde y azul. Sólo los LEDs rojo y azul son necesarios para que la planta crezca, por eso los cultivos tienen una sobrenatural luz morada:

Primera lechuga cultivada en el espacio

Sin embargo, también se han incluido LEDs verdes precisamente para que la planta tenga un color más natural a los ojos de los astronautas.

Gracias al sistema de microgravedad y las luces LED la Expedición 39 consiguió cultivar las primeras lechugas en el espacio en octubre de 2014. Esta primera cosecha no se consumió, sino que se congeló y se trajo de vuelta a la Tierra, para analizarla y asegurarse de que era comestible.

Tras comprobarse que eran aptas para el consumo, el pasado 8 de julio la Expedición 44 ha plantado una segunda tanda de semillas de lechuga romana. 33 días después, es decir el próximo lunes 10 de agosto, estas lechugas se extraerán de la tierra para alimentar a los astronautas. Se lavarán con ácido cítrico para desinfectarlas, y la mitad de cada hoja se destinará al consumo. La otra mitad se congelará y se devolverá a la Tierra para analizarla. Como hemos comentado, es la primera vez en la historia que un astronauta comerá un alimento fresco cultivado en el espacio.

Las 7 curiosidades más impactantes de la NASA

Cultivar frutas y verduras en el espacio va mucho más allá de comer alimentos frescos.

La NASA está preparando el largo viaje a Marte, y para que sea posible es esencial que los astronautas puedan cultivar plantas. Ellas renovarán el oxígeno y eliminarán el CO2. Cultivarlas servirá de distracción a los astronautas, que deberán pasar meses, incluso años, en un espacio tan reducido como es una nave. Además las plantas actuarán como terapia antiestrés, pues está demostrado que la vegetación mejora el ánimo de las personas y reduce la ansiedad. Los antioxidantes ingeridos de las verduras ayudarán a mantenerlos en forma y a luchar contra la depresión.

Por último, una vez aposentados en Marte, las frutas, verduras y otras hortalizas serán la base de la dieta de los primeros colonos:

Primera lechuga de la NASA cultivada en el espacio

[Fuente: NASA]