Skip to main content

Café con brócoli, el último invento saludable para cuidarse

café brócoli

06/06/2018 - 19:48

Desde Australia nos llega el último invento saludable para cuidarse: se trata del café con brócoli, está cargado de los mismos nutrientes que proporciona el popular superalimento y es muy fácil de preparar. Eso sí, lo que no sabemos es que tal será su sabor. 

La idea del café con brócoli ha surgido de un equipo de investigadores de la compañía Hort Innovation y de CSIRO, la agencia nacional de ciencia de Australia. Con el objetivo de facilitar la ingesta de la cantidad diaria recomendada de frutas, verduras y hortalizas, estos científicos han desarrollado un polvo de brócoli que se produce mediante una combinación de procesos de pretratamiento y secado que permiten conservar el color natural, el sabor y la composición nutricional del brócoli fresco.

De acuerdo con Mary Ann Augustin, investigadora principal de CSIRO, el polvo de brócoli mantiene las proteínas, la fibra y los fitoquímicos bioactivos que se encuentran en la verdura fresca. Además, afirma que ya se ha utilizado con anterioridad para la producción de aperitivos con alto contenido vegetal, "que fueron bien recibidos por los padres e incluso por los niños". 

Si lo prefieres, también puedes tomar extracto de brócoli en cápsulas

Tras las pruebas iniciales en los aperitivos, el nuevo paso que ha dado el equipo ha sido el de integrar el polvo de brócoli en el café.

El nuevo invento ya se está sirviendo en una cafetería de Melbourne, y su preparación es bien sencilla: tan solo hay que añadir dos cucharadas del polvo en el café, que equivale a una ración completa de brócoli fresco. Según explica CSIRO en un comunicado, las opiniones de los consumidores son mixtas: a algunas personas les gusta y otras no.

No obstante, aquellos que no se sientan atraídos por añadir polvo de brócoli a su café también pueden probar el producto en batidos, sopas, salsas u otro tipo de preparaciones. John Lloyd, director ejecutivo de Hort Innovation, cree que se trata de una buena fórmula para que los niños coman brócoli sin que lo vean en el plato.

Ver ahora: