Cómo preparar un buen café en casa (según la ciencia)

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Trucos y consejos para preparar café según la ciencia.

El café es casi con total probabilidad la bebida más popular del mundo después del agua. Aunque en muchos países y culturas se prefiere el té, es el café el que más se compra y vende a nivel mundial, generando pasiones y preguntas cómo ¿cuál es la mejor forma de preparar café en casa? La ciencia tiene algunas respuestas a esta cuestión.

Prácticamente hay tantos trucos para hacer café como personas, y es que es difícil que te salgan dos cafeteras iguales. A cada persona le gusta beberlo de una forma, ya sea espresso, corto, largo, con leche o solo. Independientemente de las preferencias que tengas, hay evidencia científica suficiente para afirmar qué café tiene más sabor.

A continuación recopilamos algunos consejos para hacer café avalados por la ciencia.

¿Agua mineral o del grifo? ¿Dura o blanda?

¿Qué agua es mejor para hacer café? Es una de las preguntas más recurrentes, ya que la tentación es simplemente tirar de agua del grifo. Sin embargo, hay quien mantiene que es mejor utilizar agua mineral. Es un debate que ya carece de sentido ya que existen estudios que zanjan la polémica.

Según la ciencia, para hacer café es mejor utilizar agua "dura", es decir, con una concentración de calcio y magnesio de entre 17 y 85 miligramos por cada litro. Es recomendable consultar en la web de la empresa que suministre el agua en tu localidad qué cantidad llega a través del grifo.

En la mayor parte de zonas de España, el agua del grifo es más que buena para hacer café. Gracias a los iones de calcio y magnesio, se activa una mayor cantidad de partículas relacionadas con el sabor, haciendo esta bebida más intensa.

Si quieres puede seguir utilizando agua mineral, aunque no está demostrado que esto proporcione ventaja alguna.

¿Qué cafeteras son las más vendidas? Este es el ranking de Amazon España

Espresso vs goteo: qué cafetera hace mejor café

Dejando al margen las cápsulas y centrándonos en espresso y goteo, la ciencia ya sabe qué cafetera es mejor para hacer un café con más sabor. Para demostrarlo hay que tener en cuenta las dos variables que afectan al proceso de elaboración: presión y tiempo, además de otras como el agua que ya hemos comentado.

Aquí hay una diferencia fundamental, y es que en las cafeteras de espresso el café está mucho más prensado, mientras que en los distintos métodos para hacerlo por goteo no ocurre así. Eso hace que las mejores cafeteras para hacer café intenso sean las de tipo espresso, que además cuentan con otra ventaja: en el goteo, el agua extrae sabor de la parte exterior del grano, pero prácticamente deja intacta la interior.

Además, diversos estudios han probado que el espresso, por su método de elaboración, contiene mayor cantidad de cafeína y de ácido clorogénico, dos sustancias relacionadas con una menor presión arterial, menor colesterol y algunos beneficios más para la salud cardiovascular.

Una buena forma de simular el efecto del espresso en el café por goteo es hacerlo manualmente, es decir, verter agua con una jarra sobre el filtro. Lo recomendable es dejar reposar el agua y distribuirla uniformementa antes de comenzar a dejarla pasar a la taza.

[Imagen de portada: Thinkstock]