Skip to main content

Consiguen extraer agua del aire más seco del desierto

Ciencia

01/09/2019 - 08:30

Sabemos que el aire tiene una humedad determinada, y no resulta muy complicado extraer agua de un aire muy húmedo. Lo hace cualquier deshumidificador, como los incluidos en los equipos de aire acondicionado. Pero para ello es necesario que la humedad en el aire sea alta. ¿Es posible extraer agua potable del aire más seco del desierto? Investigadores de la Universidad de California Berkeley  lo han conseguido.

Con su nuevo cosechador de agua (ya van por la tercera versión) han viajado al desierto de Mojave, en California, uno de los más secos del mundo, y han conseguido extraer botellas de agua potable en un solo día, directamente del aire del desierto, con una humedad relativa de solo el 7%. ¿Cómo lo han hecho?

Utilizan un material orgánico que absorbe el agua, llamando MOF. Este material ofrece una gran superficie de contacto con el aire, atrapando las partículas de agua que hay en el ambiente. Cuando se calienta expulsa el agua pura capturada, que es perfectamente potable. Este es el cosechador de agua en cuestión:

Ciencia

Su funcionamiento es muy sencillo. El aire entra por un extremo con ayuda de un ventilador y pasa a través del material MOF, que atrapa las partículas de agua. Después el material se calienta, extrayendo el agua, que va a un condensador, convirtiéndola en líquida e inmediatamente bebible.

La cantidad de agua que atrapa de un ambiente ultraseco, es lógicamente pequeña. Con una humedad en el aire menor al 40%, atrapa 1,3 litros de agua por cada kilo de material MOF que se utilice. Si la humedad cae al 7%, como en el desierto de Mojave, se obtiene 0,2 litros por kilo de material.

Parece poco, pero con un cosechador de agua como se ve en la foto, del tamaño de un microondas, que tiene varios kilos de MOF, se obtienen 10 litros al día. Suficiente para abastecer de agua en el desierto a 3 personas.

Lo mejor de todo es que toda la energía que necesita para mover el ventilador o calentar el material la obtiene de unos paneles solares situados en la parte superior. Y por la noche funciona con baterías. Así que el cosechador de agua es completamente portátil. Podría usarse en el desierto, en zonas de sequía, comunidades desfavorecidas, etc.

También es completamente escalable. Los investigadores han montado una star-up para fabricar el modelo mencionado que consigue 10 litros al día, así como uno del tamaño de un frigorífico que alcanza los 200 litros, y otro industrial del tamaño de un edificio que podría conseguir 20.000 litros al día, suficiente para abastecer a poblaciones enteras.