Skip to main content

¿Dan los padres demasiado dinero a sus hijos? Los expertos opinan que sí

Ayudar a los hijos

30/04/2019 - 19:13

¿Son los padres demasiado sobreprotectores con sus hijos también en cuestiones económicas? No hablamos de conceptos simples como la propina o los gastos cuando son menores de edad (aunque, curiosamente, eso puede influir en las aportaciones cuando son adultos), sino en la ayuda económica que muchos padres ofrecen a sus hijos: les pagan el alquiler, gastos extras, el coche... A veces, incluso poniendo en peligro su propia jubilación. Los expertos creen que los padres dan demadiado dinero a sus hijos. Debe reducirse o, la menos, ofrecerlo de forma responsable. Estos son sus consejos.

Según explica Business Insider, un estudio llevado a cabo por la compañía financiera Merrill Lynch indica que el 79% de los padres de Estados Unidos apoyan financieramente a sus hijos, con una cantidad que supera los 500.000 millones de dólares anuales. Se trata del doble de dinero que dedican a ahorrar para su jubilación.

Es la clave del asunto. ¿Debes los padres poner en peligro su futuro, a costa de ayudar a sus hijos? El 72% de los padres ponen los intereses de sus hijos por delante de los suyos. El 63% reconocen que sacrifican su futuro bienestar. Los padres de origen asiático, latino o afroamericano son los más propensos a renunciar a su seguridad financiera por sus hijos, según el informe.

Ayudar a los hijos

El problema es más grave y complejo de lo que parece, porque si un padre pone en peligro su jubilación por ayudar a sus hijos financieramente, cuando se jubile no tendrá dinero, y deberá pedírselo a sus hijos. Así que al final, ese hijo tendrá que ayudar a su padre, y a sus propios hijos: "Millones de padres se ven en un doble papel cuando tienen que apoyar a sus hijos y apoyar o cuidar a sus padres en la tercera edad", según cuenta un estudio de Country Financial.

Los padres estadounidenses ayudan a sus hijos pagando las facturas, gastos teléfonicos o del coche, el alquiler, la entrada de la casa, etc. Y una parte muy importante de esos gastos son los estudios universitarios. En 2018 casi 3 millones de estadounidenses de más de 50 años acumulaban una deuda de 260.000 millones dólares en préstamos estudiantiles, siete veces más que en 2004.

En este sentido, hay que hacer notar que en España somos unos privilegiados, ya que aquí la sanidad pública, la jubilación y los estudios universitarios son (casi) gratis. En Estados Unidos necesitas un seguro para ser atendido por un médico (que normalmente consigues a través de un contrato laboral), tienes que pagar un plan de jubilación (suele hacerse con ayuda de tu empresa, o de forma privada), y los estudios universitarios hay que pagarlos, salvo que tengas muy buenas notas (o seas buen deportista), y te den una beca.

Cómo gastan los hijos de los multimillonarios la fortuna de sus padres

Los expertos aconsejan cortar el cordón financiero con los hijos cuando tengan su primer trabajo estable. Si no es posible, entonces es recomendable pagarles solo los gastos imprescindibles (alquiler, comida, la nevera o la lavadora). Los gastos asociados a los lujos o artículos prescindibles, o en los que se puede ahorrar, como el coche o la factura telefónica, que corran por su cuenta.

Si hay que dar dinero, en lugar de hacerlo en mano o sin criterio, es mejor hacerlo en un cuenta de ahorro con ventajas fiscales e incluso con pequeñas penalizaciones si se saca dinero, y que los hijos lo administren desde ahí.

Los asesores financieros de Barron's Criscuolo Anthony aconsejan, si dar dinero a los hijos no supone un riesgo financiero para los padres, hacerlo con condiciones: por ejemplo, igualar la cantidad que los hijos inviertan en planes de ahorro o de jubilación.

Y además