Skip to main content

Descubren un nuevo método para capturar CO2 del aire

humo fabrica

24/09/2018 - 18:03

Un equipo de investigadores del Laboratorio Nacional Oak Ridge (ORNL por sus siglas en inglés) del Departamento de Energía de Estados Unidos ha desarrollado un nuevo método que permite capturar CO2 directamente del aire. Aplicado a gran escala junto con otras soluciones, como el almacenamiento geológico, este sistema tiene un interesante potencial para luchar contra el cambio climático.

Para diseñar este nuevo método, los científicos han fabricado un material que absorbe el dióxido de carbono a partir de aminoácidos mezclados con agua. A diferencia de otros materiales utilizados en depuradores de CO2 industriales, estos aminoácidos son más respetuosos con el medio ambiente que los hidróxidos cáusticos de sodio o potasio. 

Una vez obtenido el material absorbente, los investigadores lo introdujeron en un humidificador de aire para acelerar la absorción de dióxido de carbono. Al entrar en contacto con el gas, el material forma una solución de carbonato.

Después, el equipo utilizó un compuesto de guanidina simple que se une a los iones cargados negativamente, y al combinarlo con la solución de carbonato se formaron cristales de carbonato con el dióxido de carbono capturado. Estos cristales se pueden almacenar a la espera de llevar a cabo el último paso.

El último paso consiste en liberar el CO2 de los cristales de carbonato en un entorno controlado para que se pueda almacenar a largo plazo. Para ello, es necesario utilizar una fuente de calor que alcance entre 80 y 160 grados centígrados, y los científicos utilizaron energía solar concentrada para que el proceso sea más sostenible. Tras aplicar el calor necesario, el dióxido de carbono se libera en cuestión de dos minutos, y el compuesto de guanidina se puede reciclar para volver a ser utilizado.

Por ahora, mediante este proceso es posible capturar 100 gramos de CO2 en 24 horas, pero los investigadores están trabajando para ampliar este sistema a escalas industriales. "Nuestro enfoque de captura de dióxido de carbono directamente del aire proporciona la base para una tecnología de emisiones negativas energéticamente sostenible", asegura Radu Custelcean de ORNL.

Ver ahora: