Skip to main content

Desvelan el misterio de la lluvia de estrellas que desapareció 60 años

lluvia estrellas

28/08/2017 - 19:06

Un equipo de científicos japoneses ha desvelado el misterio de las Fenícidas, una lluvia de estrellas que desapareció del firmamento durante más de 60 años. 

Un equipo de científicos japoneses ha desvelado el misterio de las Fenícidas, una lluvia de estrellas que desapareció durante más de 60 años. A diferencia de otras lluvias de meteoros conocidas, como las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo, las Fenícidas fueron avistadas en el año 1956 para después esfumarse durante varias décadas. Ahora, estos investigadores han descubierto por qué dejamos de verlas.

Esta lluvia de estrellas recibe su nombre por la constelación del Fénix, una constelación menor que se puede ver al sur del paralelo 40. El fenómeno fue visto por primera vez durante la primera expedición antártica japonesa en el Océano Índico, el 5 de diciembre de 1956. Contra todo pronóstico, la lluvia de meteoros no se vio al año siguiente, y misteriosamente dejó de producirse durante cerca de 60 años.

De acuerdo con los investigadores nipones, el fenómeno de las Fenícidas están vinculado con el cometa Blanpain, que fue detectado por primera vez en 1819 para desaparecer a continuación. En el año 2003 los astrónomos descubrieron un cuerpo menor moviéndose a lo largo de la misma órbita, y descubrieron que se trataba de los restos del Blanpain.

La cola de un cometa está formada por el gas y el polvo que escapan de la superficie del núcleo. Cuando este cuerpo celeste pierde todo el gas y el polvo deja de verse su estela característica, pasando a ser un asteroide. Esto es precisamente lo que los investigadores piensan que le sucedió al Blanpain, y por este motivo dejó de ser visible desde la Tierra.

No obstante, en la órbita del cometa continúan quedando restos de polvo y material rocoso. Cuando estas partículas residuales inciden en la atmósfera, desde nuestro planeta se percibe como la lluvia de estrellas de las Fenícidas.

Observa los fenómenos astronómicos con un buen telescopio

Para comprobar su teoría, los científicos japoneses efectuaron diversos cálculos y predijeron que las Fenícidas se volverían a ver el 1 de diciembre de 2014. Se dividieron en dos grupos: uno viajó a Carolina del Norte (Estados Unidos) y el otro vino a España, en concreto a la isla de La Palma en las Canarias, y completaron sus registros con las observaciones de otras fuentes de la NASA y de la Universidad de Ontario Occidental en Canadá.  

De los 138 meteoros observados, 29 fueron identificados como fenícidos por su punto de procedencia. Sin embargo, no todo coincidió con las predicciones, ya que el número de meteoros fue tan solo el 10% de lo que estaba previsto. Esto indica que el cometa Blanpain solo fue activo en una medida limitada cuando se acercó al Sol a principios del siglo XX. 

En octubre podremos ver las Oriónidas

Esta investigación es la primera que ha podido estimar la evolución de un cometa a partir del estudio de una lluvia de estrellas. "Nos gustaría aplicar esta técnica a muchas otras lluvias de meteoros para las que los cuerpos padres están actualmente sin actividad cometaria clara, con el fin de investigar la evolución de los cuerpos menores del Sistema Solar", afirma Yasunori Fujiwara, uno de los miembros del equipo. 

Ver ahora: