Skip to main content

Dieta antiinflamatoria: la dieta de moda que cuenta con el aprobado de la OCU

Dieta antiinflamatoria

02/08/2022 - 01:34

Olvídate de las dietas milagro, los menús de trogloditas y otros trucos para adelgazar que se salen de toda lógica. Hay una forma mucho mejor de comer sano.

La inflamación cada vez cobra más importancia entre los médicos y dietistas, porque está asociada a numerosas enfermedades graves.

Cuando nuestro organismo sufre una agresión, normalmente por los malos hábitos relacionados con el sedentarismo, la comida ultraprocesada y abundante en grasas, el tabaco, el alcohol, etc., reacciona produciendo una inflamación.

El problema surge cuando esa inflamación se vuelve crónica. Entonces produce dolores crónicos, cáncer, problemas cardiovasculares, diabetes, etc. ¿Cómo podemos aliviar o prevenir la inflamación crónica? Pues con una dieta antiinflamatoria.

 

Sabemos que hay ciertos alimentos que son antiinflamatorios: reducen la inflamación. Si los incluimos  en nuestra dieta o solo comemos este tipo de alimentos, vamos prevenir la inflamación crónica, y también aliviar sus efectos.

La OCU ha estado analizando este tipo de dieta, y concluye que es muy sana y recomendable. Porque al final, es básicamente lo mismo que la dieta mediterránea, pero incidiendo en alimentos especializados en reducir la inflamación.

Alimentos que reducen la inflamación

La OCU recomienda consumir los siguientes alimentos para reducir o prevenir esta dolencia. Lo mejor de todo es que son baratos, fáciles de conseguir y muy sabrosos.

En primer lugar, alimentos integrales. Tienen un índice glucémico bajo y un elevado contenido de fibra, que es clave para reducir la inflamación.

Otro grupo muy importante son los alimentos con DHA, ricos en ácido docosahexaenoico. Lo podemos encontrar en los pescados azules, nueces y semillas de lino.

Por último, alimentos ricos en fitoquímicos: carotenoides, flavonoides, compuestos organosulfurados, y ácidos fenólicos. Según la OCU son fáciles de distinguir porque estos compuestos aportan colores vivos a las frutas y verduras.

Algunos ejemplos son bayas y frutos rojos, cítricos, verduras de hoja verde, coles, lombarda, cebollas, ajos, puerros,  etc. También los encontramos en el cacao puro y el aceite de oliva.

Como vemos, básicamente son alimentos de la dieta mediterránea. Si la sigues, entonces estás practicando también una dieta antiinflamatoria. No es extraño que, por quinto año consecutivo, la dieta mediterránea ha sido elegida la mejor del mundo.

Eso sí, también es muy importante cómo cocinas estos alimentos. Para conservar sus propiedades utiliza cocinados suaves como cocidos al vapor, salteados, horneados, etc. Evita los fritos y otros métodos agresivos.

Etiquetas:

Lifestyle, Salud, Familia

Y además