Logo Computerhoy.com

Diferencias entre las tarjetas de crédito y débito y cuándo es más rentable utilizar una u otra, según la OCU

Tarjetas de crédito

Pixabay

Las tarjetas de crédito y las tarjetas de débito pueden parecer lo mismo, sin embargo y como ya sabéis no lo son. La OCU nos resuelve esta duda y nos explica cuál de las dos es más rentable usar.

La OCU ha elaborado una pequeña lista de pros y contras y una serie de explicaciones sobre qué es una tarjeta de débito y de crédito y cuál es de ellas puede resultarnos más rentable.

Pues bien, en pocas palabras, una tarjeta de crédito proporciona una extensión de dinero, que puedes utilizar para hacer compras. Las de débito, por su parte, funcionan de forma similar al dinero en efectivo, ya que normalmente no puedes gastar más dinero del que tiene en su cuenta bancaria. 

Eso sí, las tarjetas de débito en sí mismas no suelen tener cuotas anuales, pero las cuentas corrientes suelen cobrar cuotas mensuales por la gestión de la cuenta si no se cumplen los requisitos de saldo. 

En el caso de las de crédito cobran intereses (TAE) y numerosas comisiones, como la cuota anual, la transferencia de saldo o las transacciones en el extranjero, pero, a su vez, cuentan con grandes ventajas como servicios de protección contra el fraude, seguros de compra y de viaje, etc.

 

Ahora bien, ¿cuál de las dos es mejor? La OCU lo tiene claro: depende del uso que vayamos a darle. Las tarjetas de crédito ofrecen la mayor cantidad de beneficios y protección contra el fraude, lo que las convierte en la mejor opción de pago en muchos casos

Matt Schulz, experto en tarjetas bancarias que trabaja para la empresa de préstamos estadounidense LendingTree, explica en BusinessInsider que: "Si alguien se apodera de la información de tu tarjeta de débito y la usa de manera fraudulenta, estará robando dinero real de una cuenta real".

Sin embargo, estas tarjetas desde luego no son para todos. Y es que, si tus gastos son continuos y algo excesivos en cantidad, puede ser mejor que te quedes con una tarjeta de débito hasta que puedas gestionar el crédito de forma responsable. 

Quitando este aspecto de derroche, a la mayor parte de los usuarios les bastará con una de débito y es la mejor opción para obtener dinero en efectivo de los cajeros (que no tengas comisión). Además, esta tarjeta viene asociada a nuestra cuenta, por lo que es muy sencillo obtenerla.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Economía