Skip to main content

Diseñan un tratamiento experimental para evitar las crisis epilépticas

curar epilepsia

22/07/2016 - 17:04

Investigadores liderado por la Universidad de Alcalá ha desarrollado unos fármacos que permiten prevenir el desarrollo de la epilepsia y evitar las crisis. 

Un equipo de investigadores de la Universidad de Alcalá, en colaboración con la Universidad Estatal de Luisiana en Estados Unidos, ha desarrollado unos fármacos que pueden impedir el desarrollo de la epilepsia. 

Esta enfermedad se produce como consecuencia de un conjunto de trastornos neurológicos, y se caracteriza por provocar crisis convulsivas en los pacientes. Alrededor de 50 millones de personas en el mundo tienen epilepsia, y se calcula que entre el 25 y el 30% de los casos no responde al tratamiento farmacológico para controlar las crisis. 

Hay diversos grados de epilepsia, que son graves, potencialmente mortales e incapacitantes, u otros tipos mucho más benignos. La enfermedad altera el patrón normal de actividad neuronal, provocando en ocasiones sensaciones, conductas y emociones extrañas, así como espasmos musculares y pérdida de la conciencia en algunos casos. Aunque existen medicamentos para tratarla, todavía no se ha encontrado una cura. 

El estudio, que se ha llevado a cabo en ratones, ha demostrado que los compuestos han resultado eficaces para prevenir las convulsiones. Los fármacos experimentales han sido llamados LAU (Luisiana Alcalá Universidades), por el acuerdo entre ambas instituciones. 

En la epilepsia, las espinas dendríticas están dañadas y se reconfiguran de forma incorrecta, lo que provoca la creación de circuitos cerebrales hiperconectados y propensos a las convulsiones. 

Además de prevenir las crisis, los compuestos LAU evitan los daños que producen las convulsiones en las espinas dendríticas, que son las estructuras especializadas que permiten que las células cerebrales se comuniquen. Por otro lado, también disminuye la susceptibilidad a la crisis y la hiperexcitabilidad.

Implantes de grafeno podrían tratar la epilepsia

"En el estudio, la preservación de las espinas dendríticas y la posterior protección contra las convulsiones se observaron  hasta 100 días después del tratamiento, lo que sugiere que el proceso de desarrollo de la epilepsia se ha detenido", explica Nicolás Bazán, director de la investigación.

Después del éxito en modelos animales, el siguiente paso consiste en llevar a cabo ensayos con personas para comprobar su eficacia. "Hay que llevar a cabo más ensayos clínicos para evaluar el potencial de los compuestos LAU", afirma Bazán.

Ver ahora: