Skip to main content

Los cuatro tipos de cadenas para la nieve que puedes montar en tu coche

En el mercado existen cuatro tipos de cadenas de nieve. Las metálicas son las más conocidas

14/12/2017 - 15:38

Todas se llaman cadenas de nieve pero solo las tradicionales lo son. El resto son alternativas que, llegado el momento, pueden sacarte de un apuro. Te contamos cuál es el uso adecuado para cada una de ellas, en qué se diferencian y sus ventajas e inconvenientes. Para comprarlas, entra en eBay Motor.

Con las primeras nevadas una pregunta corre entre los conductores es: ¿sabrías montar unas cadenas de nieve?

La respuesta en buena parte de los casos será un no rotundo; en otros, un sí, pero con reservas.

Este desconocimiento se extiende en lo que a tipo de cadenas se refiere porque, quizá no lo sepas, pero la de eslabones metálicos, la cadena de nieve ‘de toda la vida’, no es la única opción cuando un manto blanco cubre la calzada y las autoridades competentes deciden limitar la circulación a vehículos con cadenas.

1. Cadena tradicional de eslabones de acero

Cadena de nieve metálica

Es la opción más conocida. Como su nombre indica se trata de una serie de cadenas de eslabones de acero que se entrelazan bien de forma transversal o bien haciendo rombos.

Pros: las cadenas de nieve son duras y resistentes al mismo tiempo que baratas (en eBay, puedes encontrarlas a partir de unos 20 euros).

Contras: son algo engorrosas de colocar (si eliges las de tensores automáticos un poco menos); también son las más incómodas o ruidosas, ya que transmiten más vibraciones a través de la dirección y la suspensión.

2. Cadenas textiles

Cadenas de nieve de tela

Esta opción es cada vez más conocida y valorada entre los conductores que hacen uso ocasional de las cadenas.

Las cadenas textiles son, básicamente, una funda de lona que cubre el neumático y se fija con una goma elástica por la cara interior.

Pros: son más fáciles de montar que las cadenas de eslabones y no pierden apenas eficacia comparadas con estas. También son más confortables en el trayecto pues apenas emiten vibraciones.

Contras: la gran pega es que son menos duraderas pues la lona se desgasta rápido.

3. Cadenas compuestas

Cadenas de nieve compuestas

Se conocen también como cadenas híbridas porque son una mezcla entre los dos tipos anteriores: parecen una funda pero en lugar de tela llevan una red.

Pros: son más sencillas de colocar que las metálicas (su instalación es muy similar a la de las textiles) y tienen una durabilidad similar.

Contras: hay menos marcas que ofrezcan esta opción, por eso son más caras.

4. Cadenas semiautomáticas

Cadena semiautomática

Su nombre comercial es Spikes Spider y son una opción recomendada sólo para uso intensivo porque están formadas por una parte fija que siempre va instalada en la llanta y otra parte móvil que es la que se monta y desmonta según las condiciones del asfalto.

Pros: su montaje es rápido y son muy eficaces cuando hay gran cantidad de nieve y hielo.

Contras: su precio, pueden llegar a costar 600 euros.

ComputerHoy.com para eBay

Ver ahora: