Skip to main content

Encuentran un tesoro vikingo de hace 1.500 años que vale 3,5 millones de euros... y terminan en la cárcel

Tesoro vikingo

07/12/2019 - 07:15

Si alguien estuviera escribiendo un libro de refranes y tuviese que buscar una imagen para el dicho popular La avaricia rompe el saco, podría poner la foto de George Powell y Layton Davies, dos buscatesoros que encontraron un botín vikingo de hace 1.500 años valorado en 3,5 millones de euros. En lugar de disfrutar de su millonario hallazgo, van a pasar 10 años en la cárcel.

George Powell y Layton Davies se dedican en sus ratos libres a buscar tesoros escondidos utilizando detectores de metales. Hace unos meses, mientras peinaban una zona cerca de Leominster, en Inglaterra, encontraron el hallazgo de su vida: un tesoro vikingo de hace 1.500 años compuesto por 300 monedas de plata, lingotes de plata pura, y diversas joyas.

Los objetos más antiguos eran un pendiente con una esfera de cristal que data del siglo V o VI, y un brazalete del siglo IX. Pero los más valiosos son las 300 monedas de plata. Un auténtico tesoro valorado en 3,5 millones de euros.

Tesoro vikingo

Como expertos buscareliquias que son, George Powell y Layton Davies conocían perfectamente la ley: cualquier tesoro antiguo que se descubra tiene que ser entregado a las autoridades en un plazo de 14 días. Los expertos deben valorarlo y tasarlo y aquellos que lo han encontrado, así como los dueños de los terrenos, tienen derecho a una parte. Estos buscatesoros podrían haberse llevado al menos un millón de euros, pero tendrían que haber esperado un año.

Y aquí se aplica el famoso refrán. En lugar de entregar el tesoro a las autoridades y esperar su recompensa, fueron avariciosos y decidieron quedárselo para ellos. Visitaron a varios tasadores y descubrieron que algunas de las monedas eran extremadamente raras: tenían las caras de dos reyes anglosajones, el rey Alfredo de Wessex y Ceolwulf II de Mercia. Estas monedas tienen un importante significado histórico, porque demuestran que los dos reyes habían firmado una alianza, algo que hasta ahora no se conocía. Cada una de esas monedas tenía un valor de más de 125.000 euros.

Por suerte, al final ocurrió lo inevitable. Los dos cazatesoros acudieron a varios tasadores, y alguien se fue de la lengua. El hallazgo del tesoro llegó a los oídos de las autoridades, que acudieron a casa de George Powell y Layton Davies y les pidieron explicaciones. Ambos negaron haber encontrado nada, pero la declaración de uno de los tasadores les hizo confesar.

Por desgracia solo tenían en su poder algunas joyas y un puñado de monedas, lo que se puede ver en la foto de apertura de la noticia. Cientos de monedas y otros objetos, no han sido hallados. Podrían tener un valor histórico importante porque contendrían pistas sobre las relaciones entre los distintos reinos, antes del nacimiento de Inglaterra, como hemos visto.

George Powell y Layton Davies fueron acusados de robo y conspiración para convertir u ocultar propiedad criminal. Los dos buscatesoros han sido condenados a 10 y 8 años y medio de cárcel, respectivamente. Uno de los tasadores, que habría vendido algunas de las monedas, a 5 años de cárcel. Y otro tasador espera sentencia por ocultar el hallazgo.

El historiador del Museo Británico Gareth Williams, lo deja muy claro: "Estos hombres ahora serían ricos si hubiesen seguido las reglas. Eligieron no hacerlo y han destruido una parte importante de nuestra historia. Es difícil sentir ninguna simpatía por ellos: han sido avariciosos y egoistas, y la nación ha resultado ser la gran perdedora".

Más:

#ciencia