Google trabaja en airbags exteriores para el coche

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Google trabaja en airbags exteriores para el coche

Tanto compañías tecnológicas como automovilísticas cuentan ya entre sus planes con la fabricación de coches inteligentes e incluso autónomos

Google es una de esas compañías que quiere lanzar al mercado un automóvil autónomo. De llegar a materializarse podríamos comenzar a ver vehículos que se conducen sólos por las autopistas de las ciudades. 

Esto plantea un nuevo horizonte en el segmento automovilístico y sobre todo un reto en seguridad vial. ¿Hasta que punto deberíamos fiarnos de un coche que se conduce sólo? Muchos son los ejemplos en los que la tecnología falla, provocando errores o accidentes de mayor o menos grado. 

Google patenta una pulsera wearable que detecta el cáncer

Conscientes de ello Google quiere maximizar la seguridad de su vehículo autónomo. Por ello, ya ha registrado una patente que haría que su vehículo monte airbags exteriores. Esta medida de seguridad pasiva se accionaría en caso de colisión protegiendo la estructura del vehículo y minimizando el impacto, tanto para los vehículos implicados como para los ocupantes de los mismos.

patente coche google

De acuerdo con el registro de esta patente de Google, el airbag se instalaría en el parachoques del coche y estaría hecho de un material especial "visco-elástico" que podría deformarse en caso de colisión.

Este material difiera del típico airbag que ahora montan los vehículos y que se trata de una bolsa de aire (de ahí su nombre) que se hincha en el momento del impacto en fracciones de segundo.

Patente Google 2

El material visco-elástico de los airbags exteriores del coche permitiría, por ejemplo, que si se atropella a un peatón, este no salga bruscamente rebotado. 

Según el medio Yahoo Tech, Volvo también trabaja en un sistema similar pero con la diferencia que en este caso el airbag esaría ubicado cerca del parabrisas, en lugar de estar en el parachoques.

Quizás una combinación de ambas patentes podría dar lugar a un aumento de la seguridad en carretera.