Skip to main content

Así ha afectado el aumento del teletrabajo al mercado laboral

teletrabajo pijama

Depositphotos

Adrián Francisco Varela

26/02/2021 - 07:35

El aumento del teletrabajo durante la pandemia ha provocado que las ofertas de empleo remoto se hayan disparado en las 4 mayores capitales europeas y se incrementen las desigualdades laborales, según un estudio de la OCDE e Indeed.

El teletrabajo ha sido el salvavidas de muchas empresas para mantener su actividad durante la pandemia de coronavirus. Sin embargo, no todos los sectores han podido acogerse al trabajo en remoto por las características de su actividad, como en el caso de la hostelería, el comercio o los servicios considerados esenciales, entre otros.

La expansión del teletrabajo está generando desequilibrios, además de en los horarios laborales, en las ofertas de empleo de las 4 principales ciudades europeas, Londres, París, Madrid y Berlín, en las que se ha registrado un incremento de los puestos de trabajo en remoto durante la pandemia pese a que las ofertas de empleo se han reducido en general tanto en estas capitales como en el resto de sus respectivos países.

Esta es una de las principales conclusiones del informe Remote work in European capitals que ha publicado este viernes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el portal de empleo Indeed, en el que afirman que "la fortaleza de los sectores profesionales de las capitales europeas podría perjudicar a la peor remunerada industria de servicios mucho después del final del confinamiento".

El teletrabajo como factor de desigualdad

"El teletrabajo durará más que la pandemia, especialmente en Londres y el resto de grandes ciudades europeas", asegura Pawel Adrjan, economista jefe de investigación en Europa, Oriente Medio y África de Indeed, añadiendo que su estudio desvelan que "las ofertas de empleos en remoto con salarios altos en ciudades como Londres han resistido mejor a la pandemia que las oportunidades laborales con una remuneración más baja en servicios". 

Este fenómeno "no solo supone un riesgo de dificultar la adaptación de algunos trabajadores urbanos, sino que puede agravar la desigualdad urbana", según Adrjan, que considera que, aunque las ciudades seguirán reteniendo el tirón que las ha hecho crecer durante décadas, "las tendencias que ha desatado el coronavirus podría mermar el atractivo de esas ciudades para algunos trabajadores y algunos podrían estar planteándose abandonar lugares como Londres para no volver".

El estudio desvela que los empleos en remoto "han crecido ininterrumpidamente durante la pandemia" en las 4 ciudades, incluso aunque en sus países ese crecimiento se haya frenado al levantarse parcialmente las restricciones, con los puestos de teletrabajo aumentando un 7,3% más en Berlín que en el resto de Alemania, un 5,4% más en Madrid que en el resto de España, un 4% más en París que en el resto de Francia o un 2,4% más en Londres que en Reino Unido.

Además, los puestos que requieren trabajo en remoto suponen una mayor proporción del total de ofertas de empleo en las 4 capitales que en el resto de sus países, como muestra el gráfico anterior, en el que se refleja que las ofertas de empleo en remoto en Madrid han pasado de suponer un 5% del total en enero de 2020 a un 15,7% un año después, mientras que en España, excluyendo a la capital, se ha pasado de un 4% a un 10,4%.

El informe atribuye este fenómeno a que "es más probable que los habitantes de las ciudades europeas trabajen en profesiones como tecnología, finanzas, derecho y marketing, que les permiten trabajar en remoto, que los que viven fuera de sus capitales".

Los responsables del estudio destacan que este fenómeno "genera la preocupación de que el aumento del teletrabajo sea persistente y frene la recuperación en los centros de las ciudades cuando las economías comiencen a reabrir". Los trabajadores de hostelería y turismo, afirman, dependerán aún más de las personas que trabajan en oficinas mientras persista la incertidumbre sobre la reanudación del turismo.

Las ofertas de empleo siguen sin recuperarse de la pandemia

Mientras, en lo que respecta a las ofertas de empleo en general, el informe de Indeed y la OCDE desvela que su nivel sigue muy por debajo del de hace 12 meses, como muestra el gráfico siguiente, con un 25% menos de vacantes ofertadas en Madrid a finales de enero respecto a febrero de 2020, un 41% menos en Londres, un 8% menos en Berlín y un 26% menos en París, la única de las 4 en las que la capital registra peores resultados que el resto de su país.

Evolución de las ofertas de empleo entre febrero de 2020 y enero de 2021 en las 4 mayores ciudades de Europa y sus respectivos países

Indeed

Esto implica, según el estudio, que las ofertas de empleo aún no se han recuperado de la pandemia, que alerta de que "cualquier declive persistente en la actividad económica de las capitales europeas podría generar mayores problemas a sus países", destacando que en los años previos al coronavirus "el PIB per cápita de Londres, París, Madrid y Berlín creció más de un 12%, casi 3 puntos más que el crecimiento nacional".

Además, el informe de Indeed y la OCDE desvela que en el momento de mayor contracción de las ofertas de empleo, en Londres se redujeron un 57% respecto a antes de la pandemia, un 48% en Madrid, un 42% en París y un 26% en Berlín, apuntando que "durante gran parte de 2020, las ofertas de empleo en estas ciudades fueron entre 5 y 15 puntos porcentuales menores" que en el resto de sus países.

Así, las grandes ciudades "afrontan un difícil periodo de adaptación para sus economías y mercados laborales", según Lukas Kleine-Rueschkamp, economista de la OCDE, que considera que "las repercusiones económicas de la pandemia suponen un riesgo de desgajar los mercados de trabajo urbanos, con algunos empleos y sectores relativamente bien protegidos durante la crisis mientras otros han sufrido graves dificultades".

Por este motivo, el experto de la OCDE recomienda que los legisladores "actúen para proteger a los trabajadores en gran riesgo de quedarse sin empleo o que ya están bajo mecanismos de reducción de jornada, ayudándoles a desarrollar habilidades que estén alineadas con las nuevas necesidades de sus economías locales", destacando la necesidad de fomentar la formación y el reskilling entre la población adulta. 

Este artículo fue publicado en Business Insider España por Adrián Francisco Varela.

Y además