Skip to main content

Los humanos somos los causantes de la desviación del eje de rotación de la Tierra

Mapa de la Tierra de la NASA

26/09/2018 - 11:34

Un equipo de investigadores de la NASA ha señalado tres factores como la causa que provoca la desviación del eje de rotación de la Tierra durante el último siglo. Una de esas tres causas es la acción del ser humano en la naturaleza.

Los globos terráqueos que podemos encontrar en muchas escuelas y casas giran de manera regular cuando los impulsamos, pero esa no es la realidad del planeta Tierra. Para empezar sabemos que nuestro planeta no es una esfera perfecta y que se encuentra achatado por los dos Polos, norte y sur. Además el eje que va de un polo a otro y sobre el que giramos, siendo causante de los días y las noches, tampoco es perfecto.

Según los cálculos y observaciones de las estrellas a lo largo del último siglo, el eje de rotación de la Tierra se desplaza más de diez metros cada año. ¿Pero por qué? Esto es lo que han intentado averiguar los investigadores del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, cuyo resultado han publicado en la revista Earth and Planetary Science Letters.

La NASA te permite explorar 20 años de datos de observación de la Tierra

Las tres causas que estos científicos han identificado son la pérdida de masa en Groenlandia; el rebote glacial y la convección del manto. Empezamos por el caso de la pérdida de masa. Las redistribuciones de grandes masas como el movimiento de los continentes y las capas de hielo por toda la superficie de la Tierra siempre han sido un factor en esa desviación de la rotación terrestre, sin embargo, el aumento significativo de las temperaturas ha provocado que durante el siglo XX las grandes masas de hielo de Groenlandia disminuyeran considerablemente, aproximadamente unas 7.500 gigatoneladas de hielo menos, provocando un aumento en esa desviación del eje.

Hablamos de Groenlandia por delante de otras zonas en las que también ha habido una deshielo masivo, por su situación estratégica a 45 grados del Polo Norte, como se puede apreciar en la foto principal del artículo. Esto convierte al ser humano en el principal causante de este efecto al ser el máximo responsable del cambio climático y la subida de temperaturas. Si es cambio climático sigue aumentando, la desviación del eje será cada vez mayor, aunque según este nuevo estudio existe otros dos factores secundarios que también contribuyen.

El segundo factor sería el rebote glacial que también se basa en el deshielo de los Polos. La forma achatada característica de nuestro planeta debe su origen a la edad de hielo en la que se formaron los polos, el peso de esas grandes masas de hielo hundió la superficie terrestre en esas áreas, pero ahora que se están derritiendo, la forma de la Tierra vuelve poco a poco a su posición inicial. Este rebote sería causante del tercio de la desviación que se produjo durante el siglo XX, a pesar de que tradicionalmente se ha considerado a este factor como el principal y único responsable.

Un Time-Lapse para comprender el pulso de la Tierra

El tercio de culpa que falta se lo lleva la convección del manto terrestre, es decir el movimiento de las placas tectónicas sobre la superficie de la Tierra. Bajo nuestros pies, el calor del centro del planeta genera la circulación del manto como un líquido en ebullición. Los materiales que suben y bajan dentro del plantea serían el último culpable de ese movimiento irregular que realiza la Tierra al girar sobre si misma.

Tags:

#ciencia

Ver ahora: