Skip to main content

Un implante hecho en impresora 3D salva la vida a 3 bebés

Un implante hecho en impresora 3D salva la vida a 3 bebés

30/04/2015 - 22:18

El equipo médico del Hospital Infantil CS Mott de la Universidad de Michigan ha salvado la vida de tres bebés gracias a implantes hechos con una impresora 3D.

Tres bebés con una enfermedad respiratoria incurable han salvado sus vidas gracias a un implante fabricado con una impresora 3D ideado por el equipo médico del Hospital Infantil CS Mott de la Universidad de Michigan (EE.UU.) 

Los niños, con edades comprendidas entre los seis y los dieciocho meses, sufrían traqueobroncomalacia, una enfermedad muy rara que sólo afecta aproximadamente a uno de cada 2.000 niños en todo el mundo

Esta afección se caracteriza por el riesgo de colapso de la traquea, que bloquea la respiración del bebé. No hay cura para esta enfermedad, y la esperanza de vida de los pacientes es de días o, como mucho, semanas. 

Sin embargo, el equipo médico del Hospital Infantil CS Mott ideó una cura para estos niños: un implante que permita mantener las vías respiratorias abiertas. Para fabricar la férula, en primer lugar se realizó una tomografía digital del cuello de los bebés para construir un modelo de las vías respiratorias colapsadas. 

La impresión 3D permite implantes de corazón a medida

A continuación, se trasladó el modelo a un software de diseño 3D para bocetar las características del implante. El último paso consistió en fabricar el dispositivo, utilizando para ello una impresora 3D láser que usó un material plástico biodegradable que el cuerpo absorberá pasados los tres años. 

El implante está diseñado para crecer y expandirse a medida que los niños van creciendo, por lo que se trata de un dispositivo impreso 4D, considerando la capacidad de expandirse como una dimensión adicional. 

El coste total de cada implante hecho a medida ha sido de 10 dólares, y para fabricarlos no han sido necesarias más de un par de horas de trabajo de diseño. 

Si los niños consiguen vivir más de tres años, serán lo suficientemente fuertes como para superar la traqueobroncomalacia y hacer una vida completamente normal, como si nunca hubieran padecido.

[Fuente: ZME Sciencie]

Ver ahora:

Te recomendamos