Skip to main content

Liverpool inaugura el primer carril rápido para peatones

Liverpool inaugura el primer carril rápido para peatones

Victor Perez Rodriguez

06/11/2015 - 08:42 | Actualizado 06/11/2015 - 08:43

Surgió como una broma, en gran medida para criticar el aislamiento de buena parte de la población al andar por las calles con la cabeza hacia abajo pendientes del teléfono móvil, y amenaza con convertirse en una realidad a medio plazo. Liverpool acaba de inaugurar su primer carril rápido para peatones, una iniciativa que ya ha dado la vuelta al mundo.

La iniciativa parte de Argos, una cadena de grandes almacenes, que ha decidido implementar un carril rápido frente a uno de sus establecimientos en Liverpool a raíz de una estudio que llegaba a la conclusión de que la mayoría de la gente se frustra al cruzarse por la calle con otras personas que les obligan a reducir la velocidad de su marcha.

Las quejas de los viandantes suelen dirigirse a turistas, ancianos y a los jóvenes enganchados a la pantalla de su smartphone, lo que a veces convierte un simple paseo en una carrera de obstáculos.

El carril para peatones de Liverpool, una maniobra de marketing de la cadena Argos, funcionará a modo de experimento durante una semana a partir del próximo lunes, pero ya ha atraído la atención de medios de todo el mundo y de personas interesadas en exportar esa idea a otras ciudades.

Los carriles para peatones con smartphone llegan a Europa

La idea de diseñar carriles rápidos para peatones parece estar más conectada a los jóvenes, ya que el 69 por ciento de los encuestados por Argos entre 16 y 24 años estaba a favor mientras que solo el 37 por ciento de los mayores de 55 años respaldó el proyecto.

Aunque suene a chiste la idea de separar los carriles para los peatones tiene su base científica, ya que algunas investigaciones han demostrado la creencia popular de que los habitantes de las ciudades andan a una velocidad media mayor que los de zonas periféricas o directamente rurales, aunque no está claro cuáles son exactamente las razones.

El año pasado la ciudad china de Chongqing saltó a los telediarios de todo el mundo al diseñar el primer carril smartphone del mundo, orientado a que los viandantes que suelen pasear con el teléfono móvil en la mano no interfieran en la marcha del resto de transeúntes.

Ahora es el turno de Liverpool y su carril rápido para peatones, una idea que probablemente llegue más pronto que tarde a España, ¿servirá para algo?

[Fuente: The Independent]