Skip to main content

Por qué nunca deberías limpiarte los dientes con un palillo

palillo boca

Depositphotos

Yaiza García García

24/02/2021 - 07:35

Los palillos de madera dura no son ideales para limpiar los dientes porque pueden dañar las encías, los empastes y carillas, e incluso provocar una infección.

Si bien los palillos de madera son prácticos y convenientes, es posible que no sean la opción más lógica o segura cuando se trata de sacar la comida de los dientes.

A continuación se explica todo lo que debes saber sobre los riesgos de usar palillos de dientes, así como sobre los métodos de extracción de alimentos más seguros y aprobados por los dentistas.

Los riesgos dentales de usar palillos de dientes

El uso de palillos de dientes no está exento de riesgos, ya que este puede romperse, introducir bacterias en las encías y dañar el trabajo dental.

Un palillo puede romperse si está mal hecho o si lo usas con demasiada dureza. En ocasiones pueden quedarse atascados y provocar inflamación de las encías, especialmente si no se consiguen quitar lo antes posible.

"Si no puedes quitar la pieza rota podrías causar más problemas incluso al intentarlo repetidamente al lacerar aún más los tejidos y causar más inflamación o infección potencial, que puede ser peligrosa y dolorosa", explica Cheryline Pezzullo, subdirectora de programas comunitarios y asistente clínica en NYU College of Dentistry.

Es posible que consigas quitar con cuidado un trozo de palillo roto mirándote en un espejo o pidiendo ayuda a un amigo, pero si las piezas rotas están particularmente atascadas es posible que debas consultar a un dentista o higienista para que las retire de manera adecuada y segura.

Los palillos de dientes pueden causar infecciones, ya que el extremo puntiagudo de un palillo facilita la perforación de las encías o el corte accidental de la boca, creando una herida abierta vulnerable a las bacterias que causan infecciones.

Pezzullo dice que esta bacteria puede provenir de cualquier lugar, incluida la superficie del palillo, en función de si se almacenó de manera limpia y correcta.

Asimismo este utensilio puede dañar el trabajo dental, como empastes y carillas, indispensables ante la aparición de caries.

"Si hay algún problema o brecha en una restauración dental existente, puede agravarse enormemente con el uso de palillos de dientes, provocando el aflojamiento, la fractura o incluso la pérdida de estas restauraciones", comenta Pezzullo.

Esto se debe a que si hay un espacio en la restauración en el que podría caber el palillo, este puede ensanchar el espacio o hacer que la carilla o empaste se caiga.

La experta añade que los materiales de estas piezas, como el material de obturación, no son tan fuertes como el diente natural, lo que significa que se puede romper más fácilmente.

Masticarlos tampoco es una práctica recomendada, ya que puede llegar a desgastar el esmalte al igual que lo haría rechinar los dientes.

Qué otras alternativas existen a los palillos de dientes

Hay algunos métodos aprobados por los dentistas para sacar la comida de los dientes que son más seguros y efectivos que usar un palillo de dientes. Pezzullo recomienda usar:

  • Hilo dental plano encerado.
  • Palitos de hilo dental con mango de plástico.
  • Un Waterpik, que utiliza un chorro de agua a alta presión para desalojar los alimentos y otras partículas.

"Estas opciones son mucho mejores que los palillos de dientes porque es muy difícil romperlos de manera que dañen los dientes o encías circundantes", explica la experta. "El uso de hilo dental suave o agua generalmente no lacera el tejido de las encías, evitando así la infección o la inflamación".

Puede ser útil llevar contigo algunas de estas opciones cuando salgas a comer para que las tengas a mano y no necesites hacer uso de un palillo de dientes.

Este artículo fue publicado en Business Insider España por Yaiza García García.

Y además