Skip to main content

Oreo fabrica un búnker para proteger sus galletas ante el posible impacto de un meteorito

Búnker Oreo

24/10/2020 - 12:35

La marca de galletas Oreo ha aprovechado el inminente paso de un asteroide cerca de la Tierra para crear una campaña de marketing en la que anuncian un curioso búnker para salvaguardar el legado de sus galletas ante un posible impacto.

Oreo se ha sacado de la manga una campaña de marketing en la que juega con la narrativa y el inminente paso de un asteroide cercano a la Tierra, y este es el resultado.

La popular marca de galletas Oreo ha construido un búnker pero proteger el legado de sus galletas ante el posible impacto de un asteroide. Y es que curiosamente, en algún momento antes de las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos, existe una mínima posibilidad de que un asteroide del tamaño de una nevera pueda estrellarse contra nuestro querido planeta.

La compañía ha optado por una campaña de marketing al estilo storytelling para contar una historia y que está consiguiendo bastante éxito en redes sociales, y que viene acompañada de un vídeo publicado donde desvelan este búnker que ha sido diseñado para garantizar un lote selecto de galletas Oreo.

No obstante, incluso en el vídeo, se dan las coordenadas exactas de la localización de este búnker por si quieres visitarlo, aunque antes debes asegurarte de contar con la llave de acceso y con recursos suficientes para ir a Noruega. El búnker está construido para soportar temperaturas extremas, reacciones químicas y similares, y posiblemente también el intento de entrada de curiosos.

Además, los paquetes de Oreo que están dentro del búnker están envueltos en BoPET (mylar), una película de poliéster hecha de tereflalato de polietileno y que se utiliza por su alta resistencia, estabilidad química y dimensional y que actúa como barrera a los gases y reacciones químicas.

Cabe señalar que el asteroide no es ninguna broma, y no obstante existe cierto peligro de impacto inmediato sobre la Tierra durante los próximos días, en concreto para el 2 de noviembre.

En todo caso el astrofísico Neil deGrasse Tyson ha aclarado que a pesar de que este asteroide del tamaño de un refrigerador se dirige hacia la Tierra a más de 40.000 km/h, no es lo suficientemente grande como para causar ningún tipo de daño y es probable que se desintegre en su paso por la atmósfera. De hecho lo más probable es que ni siquiera se acerque a nuestro planeta y pase de largo.

[Vía: Comicbook]