Planta piloto utiliza energía solar y CO2 para producir combustibles

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
combustibles energia solar

Un equipo de científicos del Instituto Tecnológico de Karlsruhe (Alemania), en colaboración con la Universidad Tecnológica de Lappeenranta (LUT) y el Centro de Investigación Técnica (VTT) de Finlandia ha desarrollado una planta piloto que tiene la capacidad de producir combustibles renovables con energía solar. El sol, el agua y el dióxido de carbono extraído del aire son las únicas materias primas que esta plataforma necesita para la fabricación de combustibles limpios.

Lo que hace esta planta, llamada SOLETAIR, es convertir la electricidad obtenida a través de células fotovoltaicas y el CO2 del aire en combustibles líquidos o gaseosos, como gasolina, diésel, queroseno, metano o gases residuales procedentes de la producción de petróleo o biogás.

Para llevar a cabo esta tarea, la plataforma estará formada por tres componentes: un dispositivo para extraer el dióxido de carbono y almacenarlo, otro módulo para producir hidrógeno con electricidad a través de electrólisis, y un dispositivo para sintetizar metano o combustibles líquidos a partir de CO2 o hidrógeno.

Con la finalidad de que sea lo suficientemente compacto, el reactor se estructura en un nivel microscópico, y gracias a esto cabe sin problema en un contenedor de transporte. "Suministramos una tecnología completamente nueva y modular que es una alternativa real a las grandes y costosas instalaciones químicas utilizadas para el proceso convencional de gas a líquido", explica el Dr. Tim Böltken. 

Esta hoja artificial convierte CO2 y energía solar en combustible

Los fabricantes señalan que podrá utilizarse para cosechar combustible en las plantas de tratamiento de aguas residuales, por ejemplo, o para que los agricultores puedan producir su propio combustible, entre otras aplicaciones posibles.

La planta piloto está en fase de producción y se espera que esté lista para finales de este año. En 2017 continuarán con las pruebas, y el sistema podría estar preparado para su comercialización a mediados de 2018.