Skip to main content

Solsticio de invierno: curiosidades del día más corto del año

Solsticio de invierno 2015

22/12/2015 - 18:21

El solsticio de invierno es el evento que marca el inicio de la estación más fría y destaca por ser el día más corto del año. Te contamos algunas curiosidades.

El solsticio de invierno es el evento que marca tradicionalmente el inicio de la estación más fría y destaca por ser el día más corto del año y, por tanto, también la noche más larga. 

De acuerdo con el Instituto Geográfico Nacional (IGN), esto es debido a que la Tierra se encuentra en el punto de la eclíptica en el que el Sol tiene su posición más austral. Cuando esto sucede, el sol alcanza su máxima declinación sur y durante varios días su altura máxima al mediodía no varía. 

El solsticio de invierno está rodeado de curiosidades. Te las contamos a continuación:

  • No se produce siempre el mismo día. Dependiendo del año, este fenómeno se produce entre el 20 y el 23 de diciembre en el Hemisferio Norte, y entre el 20 y el 23 de junio en el Hemisferio Sur.
  • No dura todo el día. A diferencia de lo que algunos creen, no dura todo el día. Concretamente, el solsticio de invierno de 2015 ha tenido lugar hoy, 22 de diciembre, a las 5:48 de la mañana. 
  • El Sol se detiene. La palabra solsticio deriva del término latino "solstitium", cuya traducción literal es "Sol quieto". Durante varios días parece que el sol se pausa cuando alcanza su punto más bajo. 
  • No coincide con la puesta de sol más temprana. En la mayor parte de zonas del hemisferio norte, la puesta de sol más temprana tuvo lugar hace unos días. Esto es debido a que la medición del tiempo de nuestros relojes no coincide con la del Sol. 
  • Es un momento mágico. Además de tratarse de un evento astronómico, tiene también connotaciones mágicas. A lo largo de la historia ha sido motivo de celebración de rituales paganos de infinidad de culturas, que lo consideran como un momento del triunfo de la luz y de la vida. 

Por primera vez en 38 años habrá luna llena en Navidad

La Humanidad ha alzado multitud de monumentos en honor del solsticio de invierno. Stonehenge, en Reino Unido, es uno de los más populares. Se trata de un monumento megalítico que tiene entre 4.000 y 5.000 años de antigüedad que fue erigido para celebrar este evento astronómico, y cuando se produce los rayos del Sol se alinean con el altar central y la piedra de los sacrificios. 

Pero Stonehenge no es el único. Otros monumentos dedicados al solsticio de invierno son el círculo de Goseck de Sajonia-Anhalt en Alemania, que tiene 7.000 años de antigüedad; Newgrange en Irlanda, construido hace 5.000 años; o Tulum, en México, levantado por los mayas. 

[Fuente y foto: The Independent]

Ver ahora: