Skip to main content

Sorprendente truco viral para limpiar el suelo de baldosas y dejarlo impecable con dos ingredientes

Limpiar suelo de baldosas

Getty Images

01/09/2021 - 06:45

¿No eres capaz de eliminar por completo la suciedad de tu suelo de baldosas? En ese caso puedes probar este truco viral que promete dejar las superficies impecables utilizando tan solo dos ingredientes que todos tenemos en casa.

Con el uso y el paso del tiempo, los suelos de baldosas pueden ir acumulando suciedad que resulta muy difícil de quitar. Es habitual que las juntas del suelo acaben ennegrecidas, y si tú tienes un suelo de estas características ya debes saber que esta suciedad no se va por muy fuerte que frotes. 

Si te preguntas cómo limpiar las juntas del suelo de baldosas, presta atención porque se ha hecho viral un truco que permite eliminar la suciedad de una forma sencilla utilizando tan solo dos ingredientes que todos tenemos en casa: bicarbonato de sodio y peróxido de hidrógeno, también conocido como agua oxigenada. 

El truco lo ha compartido la usuaria de TikTok @darbystreehouse y, como puedes comprobar por ti mismo un poco más abajo, resulta verdaderamente sorprendente por su sencillez y eficacia. 

Lo que hace esta usuaria es lo siguiente. En primer lugar espolvorea una cantidad generosa de bicarbonato de sodio por toda la superficie que quiere limpiar. 

Después, rocía el peróxido de hidrógeno con una botella con pulverizador, y cuando todo está bien húmedo deja reposar la mezcla durante 30 minutos.

Transcurrido este tiempo, frota suavemente todo el suelo con un cepillo humedecido con agua. Por último, friega la superficie para retirar la mezcla y la suciedad, y al compararlo con la mitad del suelo que sigue sucia podemos comprobar que la eficacia de esta técnica es realmente asombrosa.

La mezcla de bicarbonato de sodio y peróxido de hidrógeno no solo sirve para limpiar las juntas del suelo de baldosas, sino que tiene muchas aplicaciones y te puede resultar de gran utilidad en diferentes circunstancias. 

Por ejemplo, también puedes emplear esta técnica para limpiar las juntas de los azulejos, para acabar con la suciedad pegada de las bandejas de horno, para quitar los restos de cal de grifos o mamparas, así como para combatir las manchas de los tejidos. Incluso es útil para las manchas de los dientes.