Skip to main content

Los tatuajes pueden evitar que enfermes, según un estudio

tatuaje evita enfermedad

09/03/2016 - 23:05

Científicos estadounidenses han demostrado que tatuarnos puede ayudar a reforzar las respuestas inmunológicas de nuestro organismo y evitar que enfermemos.

Si estás pensando en hacerte un tatuaje pero todavía no lo tienes muy claro, quizá este estudio te ayude a decidirte. Un equipo de científicos de la Universidad de Alabama en Estados Unidos han descubierto que los tatuajes podrían ayudar a reforzar las respuestas inmunológicas de nuestro organismo y, por tanto, a evitar que enfermemos.

De acuerdo con la investigación, cuando una persona se hace varios tatuajes, su sistema inmunológico se ve fortalecido, lo que propicia que la respuesta del organismo ante los virus y las infecciones comunes sea más contundente y efectiva. 

Para llevar a cabo el ensayo, los investigadores trabajaron con diferentes estudios de tatuajes, llevando a cabo un registro del tiempo que tardaba cada cliente en cada sesión y tomando una muestra de saliva antes y después de que los individuos fueran tatuados.

Después del trabajo de campo, los científicos analizaron las muestras de saliva en el laboratorio para efectuar una medición de diferentes parámetros. Por un lado, registraron los niveles de inmunoglobulina A, que es la clase predominante de anticuerpo en las secreciones seromucosas del organismo, y que se trata de la barrera inicial que nos defiende de los agentes patógenos invasores. 

Por otra parte, los investigadores midieron la presencia de cortisol, una hormona que se libera como respuesta al estrés. Sus funciones principales consisten en incrementar el nivel de azúcar en la sangre, ayudar al metabolismo de grasas, proteínas y carbohidratos, y suprimir el sistema inmunológico. Por tanto, cuando esta hormona se libera estamos menos protegidos contra las enfermedades.

Un tatuaje te permite controlar tu móvil con la mente

Los resultados de los análisis demostraron que, en la mayoría de los casos, el aumento de los niveles de estrés que supone tatuarse reduce de manera significativa la inmunoglobulina A. Sin embargo, si el sujeto se ha hecho más tatuajes, la disminución de los anticuerpos es cada vez menos acusada. 

De acuerdo con los científicos, cuanto más a menudo se someta una persona al proceso de tatuarse, mayor será el umbral de estrés en el que se activará la respuesta inmunológica. Por tanto, el sistema inmune se hace más fuerte.