Tu viejo cargador de móvil es un problema medioambiental

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Basura electrónica sin reciclar.

Cada vez hay más dispositivos electrónicos en todo el mundo y a su vez la vida útil de los mismos es cada vez más corta. La tecnología avanza a un ritmo tan frenético que cambiar de móvil cada dos años o menos es ya algo habitual, pero ¿qué sucede con todos esos viejos aparatos y sus cargadores? En muchos casos, que acaban en la basura.

Según el último estudio, generamos casi 50 millones de toneladas de basura electrónica el año pasado, una cantidad que resulta imposible de asumir y reciclar correctamente. Por si fuera poco, tampoco estamos poniendo demasiado interés en la reutilización de sus componentes, y es que sólo un 20% del total acaba siendo reciclado. La inmensa mayoría van al vertero y son incineradas.

El usar y tirar está acabando con los recursos

Esto supone una catástrofe medioambiental de proporciones mayúsculas, no sólo por la contaminación que generan estos componentes en el entorno sino porque hay que extraer más minerales y recursos materiales para fabricar otros. Nadie se queda mucho tiempo sin móvil y ordenador, así que hay que fabricar más baterías, pantallas, circuitos y procesadores, y de alguna parte tiene que salir todo.

En algunos casos, como el de los SDD y también las baterías, ya estamos viendo algunos problemas de abastecimiento. Simplemente no hay en el planeta una cantidad infinita de minerales para fabricarlos, y eso terminará por repercutir tarde o temprano en el precio.

Es el motivo por el que muchas marcas ya tienen en marcha programas para reciclar sus productos, ofreciendo descuentos para renovar el tuyo entregando tu viejo móvil u ordenador. Sin embargo, no está siendo suficiente. Continuamos arrojando a la basura la inmensa mayoría de los dispositivos que se quedan obsoletos.

7 ideas para reutilizar un móvil viejo que ya no quieres

Dos cifras de lo más ilustrativas

Del informe sobre el estado de la basura electrónica llama la atención la cantidad total generada. Ciertamente 50 millones de toneladas son muchas, suficientes como para enterrer alguna ciudad de pequeño tamaño, pero no ilustran bien la tendencia cada vez mayor a desechar aparatos que podrían ser reciclados.

El primer dato impactante es el de los cargadores: del total de basura, 1 millón de toneladas se corresponde a cargadores. Y no sólo esto: el valor de la basura electrónica generada cada año es de 55.000 millones de dólares, y subiendo constantemente.

[Fuentes: AP y Science Alert]