Skip to main content

3 consejos de la DGT que deberías seguir al ir en bicicleta

Si no has conseguido plaza en el curso de la DGT para ciclistas, ¿puedes montar en bicicleta?

Elena Sanz Bartolomé

20/04/2021 - 19:35

Al moverte en bicicleta puedes vivir situaciones de riesgo y es mejor seguir estos consejos de la DGT.

Una de las consecuencias de la pandemia del coronavirus ha sido el aumento de este medio de transporte privado. Según los datos de la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE), durante la desescalada la demanda se disparó y en pocos meses las ventas crecieron más de un 300% manteniendo ese interés a lo largo del tiempo. Consciente de ello, la DGT nos da los tres consejos imprescindibles para ir en bicicleta.

Los ciclistas son, junto a los peatones y a los usuarios de vehículos de movilidad personal, los actores más vulnerables de la vía. Con el objetivo de circular con seguridad es aconsejable que pongan en práctica algunos consejos específicos que, además, en algunas ocasiones son normas de obligado cumplimiento como, por ejemplo, el uso de las luces o del casco.

Las luces de la bicicleta

En una bicicleta, las luces se convierten en un elemento de seguridad que ayuda a que el ciclista sea visto por el resto de usuarios a una distancia superior a 150 metros. Con la normativa en la mano, es imperativo activarlas entre la puesta y la salida del sol. Además, deben estar homologadas por la Unión Europea; de lo contrario, el usuario puede ser sancionado.

¿Cómo hay que llevar esos grupos ópticos? El reglamento establece que es obligatorio equipar la bicicleta con una luz de posición en la parte trasera, que debe ser fija y de color blanco. A ella hay que añadir un catadióptrico del mismo color y de cualquier forma siempre que no sea un triángulo. De forma complementaria es aconsejable incluir reflectores de color amarillo en los radios o en los pedales, aunque lo cierto es que suelen estar incluidos en la mayoría de los modelos.

El resto de obligaciones de un ciclista

A esto hay que añadir que el ciclista tiene que llevar, obligatoriamente, una prenda reflectante si va a circular entre la puesta y la salida del sol por vías interurbanas. Algo que se puede complementar con ropa clara. Cierra el capítulo de responsabilidades el uso del casco: si se circula por carretera es imperativo, mientras que en ciudad sólo deben llevarlo los menores de 16 años aunque para el resto es aconsejable.

Por último, la DGT añade un par de recomendaciones en lo que a equipamiento se refiere: gafas para poner una barrera al polvo y a los insectos además de guantes para protegerse en caso de caída.

Este artículo fue publicado en Autobild por Elena Sanz Bartolomé.

Y además