Skip to main content

Cinco consejos para no derretirse por el calor cuando vas en coche

Calor en el coche

02/07/2019 - 20:00

Acabamos de sufrir una ola de calor y antes de que termine el verano seguro que padecemos alguna más. Un viaje largo en coche a 40 grados centígrados, a pleno sol, puede convertirse en una pesadilla. Por eso los expertos de Top Gear nos ofrecen cinco consejos para combatir el calor dentro del coche.

Incluso aunque el vehículo disponga de aire acondicionado en un viaje largo el gasto, si lo llevas encendido todo el tiempo, puede ser considerable. Por eso vamos a ver algunos trucos para bajar la temperatura cuando viajamos en coche en pleno verano.

Un exceso de calor dentro del vehículo puede provocar deshidrataciones, lipotimias, y otros problemas de salud aún más graves, así que no es para tomárselo a broma. Además los consejos son sencillos de poner en práctica.

Los 8 mejores trucos para dormir bien con mucho calor que funcionan

Un pasajero por plaza... o menos

Aunque a veces no pensamos en ello, los pasajeros que hay dentro del coche también generan mucho calor corporal.

Si tienes que viajar en verano intenta que haya como máximo un pasajero por plaza. Y si puede ser, aún menos. Como menos gente vaya dentro de un coche, menos calor pasarán.

Bebe mucha agua... pero también come

Según algunos estudios, conducir deshidratado cuando hace mucho calor equivale a haber bebido ocho copas de vino, en lo que supone la atención al volante. Si conduces bajo el calor sin beber agua, con el estómago vacío o sin tomar azúcar, pueden aparecer los dolores de cabeza, de estómago, mareos, pérdida de concentración, etc.

Del mismo modo, si comes demasiado tendrás somnolencia.

Bebe agua de forma abundante y toma algo de azúcar, o alguna barrita energética. No lleves el estómago vacío mientras conduces, pero tampoco lo llenes.

Ponte ropa de conducir

Que sea verano no significa que tengas que ponerte a conducir en chanclas, con bañador y sin camiseta. La ropa veraniega no es adecuada para conducir.

Las chanclas se pueden enredar con un pedal, y se salen fácilmente del pie. El bañador, si está mojado resulta incómodo, y no llevar camiseta puede hacer que el sol nos produzca quemaduras, o incluso el propio roce del cinturón de seguridad.

Una camisa de color claro y un calzado liviano, pero que se sujete bien al pie, es la mejor opción.

Listen to "Episodio #69: Raspberry Pi 4, la Mi Band 4 es un éxito y 5G para todos" on Spreaker.

Un coche bien provisto

En verano lleva siempre en el coche una toalla, gafas de sol, y crema solar. El sol puede cegarte, te puede quemar la cara o los brazos, así que la crema solar y las gafas son imprescindibles. La toalla puede servir para secarte el sudor o para refrescarte si la mojas, y también para tapar una ventanilla lateral.

Cuida al propio vehículo

Cuando hace mucho calor no hay que preocuparse solo de las personas que van dentro del coche. También hay que aliviar al propio vehículo.

Si vives en una zona de mucho calor es mejor comprar un coche con colores claros, ya que repelen un poco el calor. Aparca siempre en zona de sombra o, mejor aún, en un parking subterráneo, aunque te cueste un poco de dinero.

Si has aparcado a pleno sol, el volante y los asientos estarán ardiendo. Antes de arrancar pon el climatizador y deja las ventanillas abiertas un par de minutos.

Revisa también el nivel de aceite y el líquido de frenos, que sufren mucho en verano.

Y nunca, nunca, dejes a nadie dentro del coche parado mientras vas a hacer otras cosas.