Skip to main content

Fernando Alonso puede estar tranquilo al ver esta cómica prueba de un coche de carreras autónomo

Accidente coche autónomo

30/10/2020 - 19:31

Uno de los vehículos autónomos en una transmisión en vivo de Roborace no ha dudado en estrellarse directamente contra la barrera debido a un error en el algoritmo de su software de conducción.

Los coches autónomos son el futuro de la conducción, no solo pensados para el bienestar del usuario, sino también para mayor seguridad en nuestras carreteras, pero está claro que todavía queda un largo camino hasta que este tipo de vehículos sean totalmente fiables.

A pesar de que queda aún lejos que veamos coches autónomos en nuestras carreteras como algo normal y corriente, ya existen incluso carreras y competiciones oficiales de coches autónomos y la más conocida es la Roborace, la que puede considerarse la primera carrera de coches autónomos a mayor escala del mundo.

Si te has acostumbrado a ver carreras de motociclismo o de Fórmula 1 sabrás que es habitual que se produzcan accidentes debido a todos los factores que entran dentro de una carrera profesional, pero estos accidentes también se pueden encontrar en estas carreras de coches autónomos que, si bien son manejados por distintos software avanzados de conducción, también cometen sus errores.

Y es que las máquinas distan bastante de ser perfectas, y un reciente clip que ha trascendido en redes sociales nos ha dejado ver como un vehículo del equipo Acronis SIT Autonomous que estaba esperando en parrilla, de forma sorpresiva, ha girado directamente hacia la barrera de la derecha, estrellándose.

Mucha gente se ha estado preguntando el por qué el vehículo ha hecho eso si estaba parado en seco en la línea de meta y el director del equipo, Ilya Shimchik, señaló que no estaba claro de inicio por qué se estrelló el automóvil, aunque poco después uno de los ingenieros del equipo acudió a reddit para explicar que el problema se produjo previamente en una vuelta de inicialización.

Parece ser que después de la vuelta de inicialización, el valor de dirección de la conducción devolvió un valor incorrecto que posteriormente interpretó la máquina y que, como has visto en el clip, se tradujo estrellándose hacia uno de los bordes.

Y es que si bien es muy raro ver este tipo de errores en los coches autónomos, lo cierto es que un pequeño error de cálculo, o una mala calibración de un algoritmo, puede desembocar en este tipo de accidentes que, por suerte, no cuentan con conductores en su interior.

[Vía: TNW]