Skip to main content

Opel Manta GSe es un coche eléctrico especial: tiene cambio manual

Opel Manta GSe ElektroMOD

Enrique León

26/05/2021 - 19:30

La marca presenta el Opel Manta GSe, un eléctrico con cambio manual que guarda el espíritu de los coupés deportivos de los años setenta.

Las marcas quieren resucitar aquello que les hizo especiales en antaño y con ella fortalecer su imagen de marca, una identidad que a veces queda empañada por diferentes cuestiones y que no es fácil de mantener. Como anunciara Renault con el regreso del R5, el Opel Manta vuelve resucitado como restomod eléctrico. El Opel Manta GSe es un coche eléctrico basado en el magnífico deportivo de los años setenta que, de momento, es solo un concepto pero que algún día podría ser compañero del Opel Astra.

El Opel Manta fue un coche destacado en la década de los setenta. Se trataba de un deportivo muy interesante, de tracción trasera y dos puertas, que derivaba del Opel Ascona. Se creó para competir con el Ford Capri, otro de los deportivos destacados de la época, y estuvo a la venta desde 1970 hasta 1988, cuando fue sustituido por el Opel Calibra. Tuvo la misión de suceder al Opel GT, quizás uno de los coches más bonitos de la marca.

La compañía anuncia la llegada del Opel Manta GSe ElektroMOD, un Opel Manta eléctrico que se inspira en la primera generación del mencionado Manta. Como decimos, la marca no ha confirmado que llegue a la producción, siendo únicamente un prototipo que devuelve a la vida el magnífico modelo. Además, homologar el coche tal y como lo vemos en imagen no debe ser fácil con las actuales normativas.

Su inspiración es clara, como una estética muy similar que se basta de elementos modernos. Las ópticas son LED, encontrando un frontal muy moderno que destaca con el capó en color negro. El habitáculo cuenta con instrumentación digital y accesorios que no encontrábamos en aquella época dorada cuando lo único verdaderamente importante era conducir. Únicamente conducir.

La primera generación del Opel Manta equipaba un motor de 1.9 litros y 105 CV, una mecánica que no encontraremos en este concepto. En lugar de un motor de combustión interna se opta por un tren motriz eléctrico que ofrece 147 CV de potencia y un par motor máximo de 255 Nm. Monta el motor en el eje trasero, siendo un coche de tracción trasera con cambio manual de cuatro velocidades, ¡un eléctrico manual!. La batería es de iones de litio y tiene una capacidad de 31 kWh. Con ella, el modelo debería de tener una autonomía de unos 200 kilómetros.

Este restomod eléctrico cuenta con un diseño específico inspirado en el Opel Manta, con llantas de 17 pulgadas de diámetro que como podéis imaginar son mucho más grandes que las del modelo original. Y es que cuenta con neumáticos en dimensiones 195/40 R17 en el eje delantero y 205/40 R17 en el eje trasero. Por supuesto, dispone de cuadro de instrumentos digital de 12 pulgadas y pantalla multimedia en el salpicadero de 10,0 pulgadas.

Este artículo fue publicado en Top Gear por Enrique León.

Y además