Skip to main content

La policía persigue a un Tesla en modo autónomo con un conductor dormido

Tesla Model 3

05/12/2018 - 07:45

Algo que parecía de ciencia ficción, un hecho destinado a ocurrir dentro de muchos años, acaba de suceder en Estados Unidos. Una patrulla policial ha detenido un coche autónomo en Redwood, en el estado de California. Concretamente, un Tesla Model 3 que conducía con el Autopilot mientras su conductor dormía.

Claramente, la policía no está entrenada para algo así, tal y como han señalado los dos agentes que participaron en la persecución, y puede que vaya siendo hora de que en las academias se enseñe cómo detener un vehículo que circula con el piloto automático.

Todo ocurrió hace unos días, el pasado 30 de noviembre, cuando una pareja policial se percató de un Tesla Model 3 que circulaba a una velocidad inadecuada en la Highway 101. El vehículo iba a unas 70 millas por hora, que vienen a ser unos 112 kilómetros por hora. 

Empezaron entonces a seguir al vehículo, algo rutinario que se convirtió pronto en una persecución. Y es que, tal y como dicta el protocolo, los agentes informaron al conductor para que se detuviera a un lado de la carretera, pero tras hacer caso omiso, el coche siguió circulando con normalidad.

Uno de los agentes se percató del modelo del vehículo y, puede que por ser amante a la tecnología o los coches, reconoció el sistema Autopilot, el que controla los sistemas del coche para permitir la conducción autónoma. 

Empezaron, entonces, una maniobra que consistió en colocarse, de forma paulatina, por delante del vehículo para que el Autopilot del Tesla aminorara de forma automática hasta que, tras recorrer unos 12 kilómetros, el vehículo se detuvo por completo.

Esta persecución a un coche autónomo se produjo porque el conductor decidió echarse una siesta tras pasarse, según el informe, con las bebidas espirituosas.

Ver ahora: