Skip to main content

Tesla quiere sustituir los limpiaparabrisas por rayos láser que desintegran la suciedad

Cómo arreglar fallos del limpiaparabrisas

13/12/2019 - 23:25

Elon Musk es un friki de la ciencia-ficción, y eso se refleja en los productos que desarrollan sus empresas. La última idea de Tesla es sustituir los parabrisas por rayos láser que desintegren la suciedad del cristal.

Musk sorprendió a todo el mundo hace unos años con la fabricación de aquel extravagante lanzallamas. Y aún estamos recuperándonos de la impresión que nos ha causado su Cybertruck eléctrico, que parece extraído de una película de Mad Max (o de un juego de la saga Halo).

Aunque, todo hay que decirlo, ha sido su afición a los viajes espaciales lo que le hizo fundar SpaceX, y ahora es una de las compañías pioneras en la exploración espacial.

Tesla va a seguir innovando en sus vehículos, y una de sus novedades más espectaculares podría llegarnos en uno de los accesorios frecuentemente olvidados: los limpiaparabrisas.

Es cierto que se trata de un elemento de los vehículos que apenas ha evolucionado. Cumplen su trabajo, pero muchos aún funcionan con agua, y siempre quedan chorreteras y rastros de suciedad en el coche y en los cristales.

Según una patente que ha presentado Tesla, tiene la intención de sustituir los limpiaparabrisas por dos rayos láser situados en el capó del coche, tal como se puede ver en este esquema extraído de la propia patente:

Tesla

Tesla

Estos rayos láser tendrían la potencia suficiente para, literalmente, desintegrar la suciedad. La ventaja es que cubren el 100% de la superficie del cristal, al contrario que los limpiaparabrisas tradicionales, que solo limpian ciertas zonas.

Estos rayos láser están colocados de tal forma que no afectan a la visión del conductor o los pasajeros. Además también servirían para limpiar las lentes y cámaras de los sensores del coche.

Otra ventaja es que estos limpiaparabrisas con rayos láser se alimentarían con paneles solares situados en el techo del coche, así que no consumirían batería del vehículo.

Tesla acostumbra a ofrecer sus patentes en formato código abierto, con la condición de que se usen en vehículos eléctricos, así que esta nueva forma de limpiar los cristales del coche también podría llegar a otras marcas.