Skip to main content

Jamás sabremos cómo el FBI logró hackear un iPhone

El FBI se libra de dar explicaciones sobre cómo consiguió desbloquear el iPhone del terrorista de San Bernardino.

02/10/2017 - 12:18

Hackear y desbloquear un iPhone sin permiso de su propietario es posible, aunque nunca sabremos exactamente a quién hay que llamar para poder hacerlo. El FBI lo consiguió hace ya más de un año con el iPhone 5C del terrorista de San Bernardino, y lo logró gracias a un software de procedencia desconocida.

Lo que sabemos es que pagaron 900.000$ a una empresa privada a cambio de un programa informático. Con él, los servicios de seguridad federales pudieron desbloquear el iPhone del terrorista que mató a tiros a varias personas en esta ciudad de California. No quedó más remedio que pasar por caja ante la negativa tajante de Apple a desbloquear el móvil.

En el conflicto entre seguridad nacional y privacidad de los usuarios, el fabricante tomó partido por la segunda opción. Se negó a la solicitud del FBI, lo que dio inicio a una batalla legal que finalmente no se cerró, en vistas de que la policía consiguió acceder a los datos sin necesidad de la colaboración de Apple.

Ahora se abre un nuevo conflicto, en este caso económico y político. Resulta que son muchas las asociaciones civiles que quieren saber a quién se pago para poder hackear el iPhone de San Bernardino. Lo hacen alegando que es un derecho constitucional de los ciudadanos saber a quién se paga con dinero público y a cambio de qué.

¿Tienes dudas sobre el funcionamiento del escáner facial? Aquí te explicamos cómo funciona

Son cientos las compañías que se dedican a soluciones de seguridad de este tipo en todo el mundo. Alguna de ellas debió ser la que ganó la puja por ingresas casi un millón de dólares a cambio de la licencia de su programa, un negocio redondo. Ahora es bastante probable que el FBI disponga del software necesario para acceder a otros teléfonos móviles similares.

Con el desbloqueo facial del iPhone X el panorama cambia por completo, aunque según hemos podido saber, seguirá siendo necesaria la colaboración del usuario para desbloquear el móvil. A menos que éste decida mirar fíjamente al sensor, será prácticamente imposible sin la clave.

[Fuente: IBTimes]

Ver ahora: