Skip to main content

Samsung Galaxy S8+, a prueba: análisis de la cámara

Samsung Galaxy S8+, a prueba: análisis de la cámara

26/04/2017 - 15:02

Es el móvil de Samsung de más alta gama del momento. Es también uno de los móviles más grandes que la compañía jamás ha lanzado en la gama Galaxy S. Y puede ser tuyo por 909 euros: hablamos del Samsung Galaxy S8+. El Galaxy S8 Plus es el teléfono que estamos probando ahora mismo para traerte un análisis en profundidad con nuestras opiniones pero, mientras tanto, hemos querido aprovechar la ocasión para analizar a fondo su cámara.

La cámara del Galaxy S8+ genera muchas incógnitas. ¿Es mejor que la del S7 Edge? ¿Por qué sigue teniendo 12 megapíxeles? ¿Puede competir contra el iPhone? Todas esas, y muchas otras más, son las preguntas a las que ya nos encontramos listos para responder antes de publicar nuestro análisis del Galaxy S8+. En la review tendremos tiempo para hablar de su pantalla, de la polémica ubicación de su lector de huellas y, por supuesto, de su batería, pero ahora centrémonos en el apartado fotográfico.

Hay muchas, muchas cosas que contar sobre la cámara de este teléfono. Primero, hagamos una presentación express de nuestro protagonista: la cámara del Samsung Galaxy S8+ alberga un sensor de 12 megapíxeles firmado por la propia Samsung, y concretamente se trata de un sensor modelo ISOCELL S5K2L2. Esta cámara tiene una relación focal de f/1.7, incorpora un estabilizador óptico de imagen (OIS) y, tal y como salta a la vista, todavía no se ha sumado a la moda de la doble cámara de los Huawei P10, LG G6 e iPhone 7 Plus.

Cámara del Samsung Galaxy S8+, análisis y opiniones

Quizás hayáis leído en alguna página que la cámara principal de este móvil incorpora un sensor no de la propia Samsung, sino uno de Sony, y es cierto. Resulta que existe una versión del S8+ que trae un sensor de Sony modelo IMX333, pero más allá de las diferencias en sus nombres lo cierto es que en la práctica ambos sensores vienen a ofrecer un resultado idéntico.

  ISOCELL S5K2L2 (nuestra versión) Sony IMX333 (la otra versión)
Tamaño del pixel 1,4 µm 1,4 µm
Resolución 4.032 x 3.024 píxeles 4.032 x 3.024 píxeles
Longitud focal

4,20 mm

4,25 mm

Relación focal f/1.7 f/1.7

El Samsung Galaxy S8+ de nuestro análisis, el que protagoniza esta review de la cámara, incorporaba en la cámara principal el sensor firmado por Samsung (es decir, el ISOCELL S5K2L2). Es difícil decir de qué depende que te toque una u otra versión (no es tan fácil como con el procesador, que tiene un Exynos para Europa y un Snapdragon para Estados Unidos), pero cualquiera que se compre este teléfono puede comprobar qué sensor le ha tocado en su cámara bajándose una aplicación llamada AIDA64.

¿Qué ha cambiado respecto a la cámara del S7 Edge?

La cámara del S8 Plus frente al S7 Edge

Antes de empezar con el análisis de la cámara del Galaxy S8+, permitidnos también que dediquemos algunas palabras a explicar las diferencias que hay entre la cámara principal de este nuevo buque insignia y la cámara del S7 Edge. Lo podemos hacer de dos formas diferentes: de forma breve, diciendo que prácticamente no hay diferencia alguna, y de forma detallada, explicando a fondo las pequeñas pinceladas que Samsung ha añadido a la cámara.

Decimos que prácticamente no hay diferencia alguna porque, en términos de características, la cámara del Samsung Galaxy S8+ es idéntica a la del Galaxy S7 Edge. Pese a que sí es cierto que se avanzado de los sensores ISOCELL S5K2L1/Sony IMX260 del S7 Edge a los nuevos ISOCELL S5K2L2/Sony IMX333 en este Galaxy S8+, la realidad demuestra que Samsung ha decidido mantener intactas las características de la cámara del modelo de anterior generación.

  Galaxy S8+ (ISOCELL S5K2L2/Sony IMX333) Galaxy S7 Edge (ISOCELL S5K2L1/Sony IMX260)
Tamaño del pixel 1,4 µm 1,4 µm
Resolución 4.032 x 3.024 píxeles 4.032 x 3.024
Grabación de vídeo

Hasta 3.840 x 2.160 píxeles

Hasta 3.840 x 2.160 píxeles

Relación focal f/1.7 f/1.7

Entonces, ¿cuánto hay realmente de "nuevo" en esta cámara? Tal y como explica la propia Samsung, todas las novedades están en el software. La compañía ha decidido que si algo funciona, ¿para qué cambiarlo? , y lo que han hecho este año los surcoreanos ha sido mejorar con pequeños retoques una cámara que, particularmente a nosotros, ya nos dejó con la boca abierta en el análisis del Galaxy S7 Edge.

Dice Samsung que la cámara del Galaxy S8+ incorpora novedades de software tales como -por ejemplo- el procesado de imagen multi-frame, que lo que hace es disparar tres fotografías al mismo tiempo para seleccionar la mejor de las tres y, después, utilizar las otras dos para ajustar la iluminación y la definición. También hay novedades en la propia aplicación de cámara, pero de todo esto iremos hablando a lo largo de este análisis.

La cámara del Samsung Galaxy S8+ a prueba, ¿en qué va a consistir esta review?

Empecemos con la prueba de la cámara del Galaxy S8 Plus

Lo que a todos nos interesa saber acerca de la cámara de un móvil, independientemente de si cuesta 100 o 900 euros, es si hace bien las fotos. Dado que vuestros deseos son órdenes para nosotros, sin más preámbulos a continuación tenéis una fotografía para que podáis valorar por vosotros mismos si se trata o no de una foto buena. Mirad los colores, la nitidez y el contraste, y pensad si es una fotografía con mayor calidad de la que sería capaz de disparar vuestro propio teléfono.

Foto tomada con un iPhone 6S Plus

¿Qué os parece? ¿Es una fotografía de calidad? ¿Está a la altura de lo que uno se podría esperar de un buque insignia? Pues permitidnos que os digamos que os hemos llevado por el camino del engaño, porque la fotografía que estáis viendo encima de este párrafo no ha sido tomada con la cámara del Samsung Galaxy S8+, sino con la cámara de un iPhone 6S Plus. Este inocente engaño tiene su razón de ser: de esta forma, os ponemos en perspectiva para que podáis valorar la calidad de las fotografías partiendo de una referencia.

Pero ahora mirad la siguiente fotografía, tomada exactamente en el mismo lugar y en el mismo momento con otro teléfono diferente.

Foto tomada con un Galaxy S7 Edge

¿Parece mejor o peor que la anterior? En este caso sí se trata de una fotografía tomada con un móvil de Samsung, pero no con el Galaxy S8+, sino con el S7 Edge. Estaréis de acuerdo con nosotros en que la segunda imagen tiene unos colores algo menos amarillentos (mirad el color de las torres del puente), y siendo nosotros los que estuvimos en persona en el lugar de la fotografía os podemos confirmar que el contraste es bastante más fiel a la realidad también en la segunda imagen. Pero todavía nos falta por enseñar la fotografía tomada con el Galaxy S8+, que podéis ver a continuación.

¿Os parece mejor o peor que la anterior? Es difícil detectar alguna diferencia a primera vista entre las dos últimas fotografías, y la cosa tampoco se pone mucho más fácil incluso aunque hagamos un recorte a máxima resolución de las dos imágenes. En la siguiente comparativa aparece primero un recorte de la anterior fotografía tomada con el S7 Edge, y después, un recorte de la del S8+.

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver el reflejo de las luces

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver el reflejo de las luces

En la grabación de vídeo, el formato 4K es una maravilla

El Samsung Galaxy S8+ permite grabar los vídeos en diferentes resoluciones, pero vamos a quedarnos con las que son las tres más altas de todas: la UHD (3.840 x 2.160 píxeles), la QHD (2.560 x 1.440 píxeles) y la Full HD (1.920 x 1.080 píxeles), disponible tanto en 30 como en 60 fotogramas por segundo. Además de eso, también tenemos grabación en cámara lenta (en resolución HD, 240 fps) y cámara rápida (Full HD).

Poco podemos decir sobre la grabación de vídeo que no podáis comprobar por vosotros mismos en el siguiente clip, en el que tenéis una grabación con la máxima resolución disponible (3.840 x 2.160 píxeles). La calidad del vídeo lo dice todo: es estable, tiene una muy buena nitidez y los colores, pese a que pueden pecar en exceso de saturación, se muestran muy vivos.

Las 5 mejores cámaras de vídeo para principiantes

Las novedades de la aplicación de cámara: stickers, más personalización y gestos para cambiar de cámara

La aplicación de cámara del Samsung Galaxy S8+

Para terminar, y antes de saltar directos hasta nuestras opiniones sobre la cámara del Samsung Galaxy S8+, también merece la pena dedicar algunas palabras a la propia aplicación de cámara que trae instalada de serie este teléfono. La app es diferente de la que traía el S7 Edge, y han cambiado algunas cosas en este salto de una generación a otra. Además de los retoques en la interfaz, hay dos novedades importantes: los gestos y los stickers.

Empecemos por los stickers. Este año, Samsung ha incorporado un apartado repleto de pegatinas y adhesivos para personalizar nuestras fotografías en tiempo real. Podemos añadir -por ejemplo- un gorrito con orejas sobre la cara del amigo que está posando en nuestra fotografía, y lo curioso es que esa pegatina es capaz de seguir el movimiento de las personas para quedarse fija sobre la parte del cuerpo que hayamos especificado.

La otra novedad son los gestos. Olvídate de tener que andar buscando el botón para cambiar a la cámara frontal, porque ahora lo único que deberás hacer para activar la cámara de los selfies es deslizar el dedo sobre la pantalla (de arriba hacia abajo en el caso de que tengas el móvil en horizontal, y lo mismo en caso de que estés sujetando el teléfono en vertical).

Podéis ver los detalles de la aplicación de cámara en la galería que tenéis adjunta unos párrafos más arriba. Ahí os mostramos el aspecto que tiene el Modo Profesional, las opciones de configuración de la cámara que hay disponibles en la app y los diferentes modos de fotografía que acompañan al modo automático.

Conclusiones: la mejor cámara que puedes comprar ahora mismo en un móvil Android

Samsung se ha vuelto a posicionar como el referente en la fotografía móvil. La compañía tan solamente ha necesitado dar unas pequeñas pinceladas a una cámara que ya se ganó una muy buena reputación el año pasado, y con estas ligeras modificaciones ha conseguido dar vida a un teléfono que está más que de sobra equipado para competir contra el G6 de LG, el P10 de Huawei o el iPhone 7 Plus de Apple.

Los surcoreanos podían haber introducido una cámara completamente renovada, e incluso podían haber aprovechado la ocasión para estrenar la cámara dual, pero viendo los resultados... ¿de verdad hubiera sido buena idea? Samsung ha ido de cabeza a por la decisión conservadora, la que le permitiera dedicar menos tiempo al desarrollo de una nueva cámara para centrarse en el diseño, la pantalla y el rendimiento de su buque insignia. En el análisis del Samsung Galaxy S8+ os contaremos si esta decisión ha merecido la pena, pero desde luego que, en lo que a cámara se refiere, nuestras sensaciones muy positivas.

Puedes hacerte con el Samsung Galaxy S8+ por menos de 900 euros, y con el S8 por 809 euros

Tags:

#Samsung

Ver ahora:

Te recomendamos