¿Tendrá el iPhone 5S una cámara con doble sensor?

¿Tendrá el iPhone 5S una cámara con doble sensor?

Apple es una compañía con un equipo de Investigación y Desarrollo formidable. Es gracias a ello que constantemente obtiene patentes alrededor de todos sus productos, servicios y áreas de negocio. Las dos patentes de que os vamos a hablar hoy pueden tener como destino las versiones futuras de iPhone y MacBook. Es posible incluso que las veamos en el iPhone 5S.

La primera patente otorgada a la compañía de Cupertino es una que describe la estructura de componentes y funcionamiento de una cámara que en lugar de tener un sensor puede tener dos o más. El objetivo de esta redundancia es que para cada fotografía (o vídeo, pues la patente describe los dos casos), el sistema capturaría información duplicada, haciendo luego una mezcla selectiva de los dos conjuntos de datos para construir la mejor imagen posible.

Por ejemplo, si en una de las imágenes capturadas hay pixeles muertos o defectuosos, o si se encuentran problemas de exposición o áreas borrosas en la imagen, el sistema podría seleccionar de manera inteligente reemplazar dichos pixeles o áreas con los que correspondan del otro sensor, ocultando de esa forma los fallos presentes en el primero. Para determinar qué áreas o pixeles son susceptibles de ser reemplazados, antes de ser presentados en la pantalla o almacenados en memoria, el sistema compara los datos capturados con una lista de métricas y datos estadísticos almacenados en la memoria del dispositivo.

Según la patente, el proceso es aplicable a imágenes estáticas y a vídeo, de manera que podríamos verlo en dispositivos iOS como el nuevo iPhone 5S con su cámara que graba vídeo en cámara lenta o las nuevas versiones de iPad, así como también en las cámaras disponibles en los MacBook Air y MacBook Pro de Cupertino. 

La segunda patente tiene un área de aplicación que puede ser más limitada, pero que resulta interesante de todas maneras. El documento describe un proceso mediante el cual, cuando una persona sea puesta en espera durante una llamada telefónica, recibiría un stream de información bajo la forma de fotografías, música, libros, actualizaciones de status, vídeos, mensajes grabados, que han sido puestos a su disposición por su interlocutor para que pase el tiempo mientras espera.

El tipo de información desplegada, así como a quién se muestra qué, sería completamente configurable por el usuario, de tal forma que amigos cercanos o miembros de la familia puedan tener acceso a fotografías o información más privada que aquella a la que podrían acceder otras personas. No se descarta el uso de este espacio para desplegar material publicitario de iTunes o Apple.

A pesar de que no es raro que Apple y otras compañías aseguren patentes que tal vez nunca vean la luz del día, dada la relativa facilidad de implementación de las dos patentes descritas, no sería nada raro que las viéramos tomar forma concreta en lanzamientos próximos. ¿crees posible que el iPhone 5S implemente alguna de ellas?