Skip to main content

7 trucos para no ser estafado al comprar online

Tarjeta débito Google
user

13/05/2020 - 07:10

La pandemia ha alimentado la avaricia de los delincuentes y la propia Covid-19 sirve de excusa para secuestrar dispositivos, engañar a través de falsas campañas publicitarias, solicitar acceso a cuentas bancarias con estratagemas de phishing o vender datos personales en los oscuros pasillos virtuales de la Deep Web.

Las ciberestafas se han multiplicado: Bankia, la Seguridad Social, la OMS... la identidad de varias ha sido suplantado para persuadir a miles de víctimas digitales, mientras que por su parte Google ha bloqueado 18 millones de correos electrónicos diarios de malware y phishing relacionados con el coronavirus.

Por su parte, la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) ha avisado que desde el inicio de la crisis sanitaria provocada por el SARS-COV-2 se han detectado numerosas páginas web fraudulentas que intentan engañar a los usuarios con la venta principalmente de mascarillas pero también de otros materiales y artículos sanitarios. Estos nunca llegan o son falsificaciones o productos distintos.

Para no caer en las garras de un comercio electrónico falso o no ser víctimas de una estafa digital, desde el comparador de productos financieros HelpMyCash.com proporcionan algunas directrices.

7 consejos para detener los timos online

  • Acude solamente a comercios de fiar para tus compras online: Es importante que tengan protocolo seguro, por lo que te debes fijar si la URL de la web comienza por https y va precedida de un candado (en Google Chrome es de color gris y en Microsoft Edge, blanco). Comprieba que el certificado digital de la web no está caducado y que se ha emitido para el sitio en el que navegas. Ten en cuenta que transferirás información personal que debe permanecer cifrada
  • Métodos de pago seguros: Para la máxima seguridad selecciona el pago a contrarrembolso o las tarjetas prepago, que no están conectadas a ninguna cuenta corriente o línea de crédito. Otros medios recomendables son PayPal, Apple Pay o Samsung Pay. En el caso concreto de PayPal si no recibes el producto o es distinto al original, te reembolsarán el importe de la compra.
  • Desconfía de cuantiosos descuentos: Las ofertas son reclamos comerciales habituales, muy usados por webs fraudulentas para alentar tu compra impulsiva y despertar tu atención. Si el precio de un producto es sospechosamente bajo, sospecha del fraude.
  • Verifica los datos del comercio electrónico: La tienda online debe tener disponible la razón social del titular de la web, su CIF o NIF y sus datos de contacto. Para ello acude a la parte inferior de la web, donde está el aviso legal. Si el dominio es gratuito, carece de canales de atención al cliente y sus redes sociales están ausentes de actividad, extrema la cautela.
  • Lee la política de privacidad: Si un ecommerce es seguro abordará la cuestión del tratamiento de datos de sus clientes, estipulado en la política de privacidad o en los términos y condiciones de uso del servicio, a los que normalmente se puede acceder desde la parte inferior de la web. Echa un vistazo también a la política de devoluciones -con sus pertinentes plazos y costes- antes de comprar nada.
  • Repara en el aspecto visual: Una web mal construida y poco atractiva puede ser debido a que se ha hecho con prisas o imitando el diseño de una web oficial. Si la web no está completamente operativa y hay enlaces que no llevan a ninguna parte, pero funcionan los formularios de pago o, incluso, los textos están mal redactados, mal asunto.
  • Repasa valoraciones de otros usuarios: Un simple rastreo en Internet googleando el nombre o acudiendo a las redes resolverá tus dudas. Si hallas información negativa o referente a estafas y fraudes o incluso no hay rastro de la marca o comercio electrónico en la web, saltará tu alarma.

Este artículo fue publicado en TICbeat por Andrea Núñez-Torrón Stock.