Skip to main content

La aplicación del Juego del Calamar de Google Play era en verdad malware

Personajes de El Juego del Calamar

Youngkyu Park/Netflix

21/10/2021 - 13:34

Es el gran éxito de Netflix, una serie que ha traspasado fronteras, países y continentes. Salida de Corea del Sur, sus creadores querían criticar al capitalismo descarnado, lo que no ha impedido que piratas informáticos se aprovechen de ello.

Queda poca gente en el mundo que no haya visto El Juego del Calamar. O al menos gente que esté suscrita a la plataforma de streaming líder en el mundo.

Según un informe publicado recientemente, la serie coreana ha supuesto un beneficio de 900 millones de dólares, lo que contrasta con los escasos 20 millones que costó. Esto es lo que se llama, en el argot, un éxito rotundo.

Y, con el éxito de Netflix en boca de todos, la gente se ha puesto como loca a descargar todo lo que llegaba a la Play Store relacionado con la serie. Lo que ha supuesto un filón para los piratas.

El juego del calamar

La cuestión es que hay ninguna aplicación oficial de El Juego del Calamar (quitando la propia aplicación de Netflix), por lo que ha los expertos en ciberseguridad se pusieron manos a la obra a descubrir qué tipo de apps se habían subido a la Store Google.

En este sentido, Forbes ha informado que un investigador de seguridad de Android que utiliza el alias @ReBensk descubrió que una aplicación de fondos de pantalla de El Juego del Calamar (que ha tenido bastante éxito estas semanas) se trata en verdad del malware llamado Joker.

Este malware puede registrar de forma disimulada a sus víctimas en servicios de suscripción premium simulando proceso de registro gratuitos. También es capaz de robar mensajes SMS, listas de contactos e información del dispositivo.

En 2019 se detectó en 24 apps que habían sido descargadas más de 472.000 veces, y el año pasado aparecieron 64 nuevas variantes en la tienda de Google, explican los profesionales de la seguridad.

En este caso concreto, la variante de Joker se dirigía a las víctimas con fraudes publicitarios y las inscribía en servicio de pago de SMS sin su conocimiento. La buena noticia es que Google identificó la aplicación y la retiró de la tienda, pero no antes de que se descargara, al menos, 5.000 veces.

Como cada vez que sucede algo así, lo mejor es ver bien quien ha desarrollado una aplicación antes de bajarla, ya que por mucho que Google haga barridos de seguridad, siempre se acaban colando aplicaciones fraudulentas. Si no te fías de un desarrollador, sigue tu instinto y no te bajes la app.

Y además