Skip to main content

Cómo apagar correctamente la Raspberry Pi para no corromper los datos de la microSD

Teclado y ratón Raspberry Pi

01/05/2019 - 12:17

Uno de los mejores inventos de la humanidad estos últimos años es, probablemente, la Raspberry Pi. Ese miniordenador se ha convertido en el compañero inseparable de investigadores, programadores y estudiantes de, por ejemplo, robótica, pero también ha sabido ganarse un hueco en nuestros hogares. Sin embargo, hay algo que hacemos mal, y a continuación os contaremos cómo apagar correctamente la Raspberry Pi.

Este diminuto ordenador no es más que una placa con un procesador, la memoria RAM y una serie de conectores para ampliar las posibilidades de la máquina, como el HDMI, el RJ45 o los puertos USB. Con ella podemos programar, utilizarla para desarrollar ciertas tareas de IA, para automatizar procesos en casa, usarla como nube personal y, básicamente, como queramos, y eso incluye como ordenador.

Sí, podemos instalar una distro de Linux, o Raspbian, y usar la Raspberry como un ordenador, pero un error que muchos tenemos es ''tirar del cable'' para apagar la Raspberry Pi.

La alimentación de la Raspberry Pi se realiza mediante un puerto miniUSB. Es anticuado, sí, pero suficiente para alimentar los circuitos de la placa y permitirnos disfrutar de sus bondares. Sin embargo, no tiene botón de encendido/apagado, y muchos terminamos tirando del cable cuando queremos dejar de usar el PC.

Esto es un problema ya que, aunque la placa no se va a ''freír'', sí podemos correr el riesgo de perder todos los datos de la tarjeta microSD al corromper los archivos por no haber dado tiempo a la copia correcta de los mismos. 

Si os preocupa esto, debéis aprender a apagar correctamente la Raspberry Pi, y a continuación os contamos todo.

Raspberry Pi 3 Model B+

Raspberry Pi 3 Model B+

Raspberry Pi 3 Model B+ es el microordenador más avanzado de Raspberry. Posee un procesador de cuatro núcleos de 64 bits a 1,4 GHz, 1 GB de RAM, WiFi dual de 2,4 GHz, LAN inalámbrica de 5 GHz, Bluetooth 4.2 / BLE, soporte de micro SD y Ethernet más rápido.

Apagar la Raspberry Pi para no dañar la microSD es de lo más sencillo, y si tenemos un sistema operativo conectado que no tenga un botón de apagar, podemos hacerlo ''tirando'' de la consola de comandos.

Aunque la consola de comandos es algo que intimida a los usuarios que están acostumbrados a Windows (y a las versiones recientes de macOS), es algo realmente útil cuando sabemos sacarle todo el jugo, y para apagar bien la Raspberry Pi es perfecto.

Si eres un clásico, este monitor de Commodore con una Raspberry te va a encantar

Lo único que debemos hacer para apagar de forma segura la Raspberry Pi es introducir la siguiente línea en la consola: sudo shutdown -h now. De esta forma, apagamos la Raspberry Pi. Sin embargo, también podemos programar la hora con sudo shutdown -h 22:00, siendo ''22:00'' la hora elegida para ello. 

Si queréis reiniciar la Raspberry Pi sin tirar del cable, debéis escribir sudo reboot en la consola de comandos. Ahora bien, ¿qué pasa si usáis la Raspberry como emulador y no tenéis consola de comandos?

Apagar la Raspberry Pi de manera correcta con un botón

Si usáis la Raspberry Pi como si de una consola de sobremesa se tratara, y no queréis andar con comandos, o no tenéis un terminal, lo que debéis hacer es comprar un cable de alimentación con interruptor incorporado.

Un cable como este, de apenas 11 euros en Amazon, incorpora un enchufe y un miniUSB con un botón que sirve de interruptor de alimentación para la Raspberry Pi.