Skip to main content

Cosas que nunca deberías hacer con una regleta eléctrica

regleta

Getty

06/01/2021 - 14:10

Si quieres usar una regleta en casa o en la oficina con la conectar un buen número de dispositivos debes tener en cuenta esta series de normas básicas de seguridad.

Las regletas son una herramienta de gran ayuda en casas y oficinas, una buena forma de aumentar la cantidad de enchufes o de conectar dispositivos cuyo cable no llega al conector más cercano. Aún así su uso implica una serie de normas de seguridad básicas

A medida que han ido aumentando los dispositivos y electrodomésticos en las casas, se han necesitado más tomas de corriente. Ahora tenemos en un mismo escritorio, un monitor, el cargador del móvil, un altavoz, un portátil y una lámpara como mínimo. Pocas casas tienen los suficientes enchufes para dar energía a todos estos productos

Además, el uso de las regletas puede suponer un ahorro de energía importante si estas cuentan con interruptor. En vez de dejar los cargadores y demás dispositivos conectados toda la noche consumiendo cada uno una pequeña cantidad de energía, podemos cortar la corriente de todos con el interruptor, hasta que volvamos a necesitarla. 

Se pueden encontrar todo tipo de modelos por internet, como esta de 6 tomas con un interruptor cada una por solo 12,99 euros. O puede que tengas de sobra con este diseño de 3 tomas sin interruptores y 250 V de potencia que cuesta simplemente 3,96 euros. Incluso las hay con asistentes virtuales

Tengas el modelo que tengas, antes de utilizarlas debes conocer una serie de normas básicas para asegurar tu casa u oficina frente a cualquier problema o incidente. Por lo general debemos pensar que se trata de un enchufe y no hace con la regleta lo que no se nos ocurría hacer con los enchufes de nuestras paredes. 

Estas son las principales recomendaciones de los fabricantes para los usuarios de regletas:

  • No conectes una regleta con otra: Si el cable de la regleta no es suficientemente largo, lo más tentador es unir varias regletas pero esta idea se desaconseja por la mayoría de fabricantes. Puede suponer un alto riesgo de incendio.  
  • No sobrecargues la regleta: Cada regleta tiene una capacidad de carga. Sobrecargar la tira supone un alto peligro de incendio, es posible derretir el plástico y dañar objetos cercanos, así como los dispositivos que estamos intentando cargar con esa regleta.
  • No colocarla cerca de cortinas o alfombras: Por lo general no se deben colocar objetos cerca de los enchufes, como cortinas o alfombras que puedan arder con rapidez. el movimiento de la electricidad puede generar calor o provocar alguna chispa sin no está bien conectado.
  • No conectes productos de belleza: Los secadores, alisadores, planchas o rizadores, son muy frecuentes en los baños y siempre son un riesgo importante de incendio. Son productos que necesitan mucho voltaje y que alcanzan temperaturas muy altas. Acércalos a una regleta y ya puedes ir llamado a los bomberos. 
  • No la coloque en zonas húmedas: La mayoría de las regletas no están preparadas para la humedad o para que les caiga agua encima, ni siquiera los enchufes superan esta prueba con facilidad. Dentro de baños o cocinas el riesgo de estropear el mecanismo es alto, mejor no utilizar las o solo de forma puntual en estas habitaciones.
  • No la dejes al alcance de los niños: Esta es bastante común, a los niños les encanta explorar y tocar todo, siendo un riesgo que se pongan a jugar con enchufes, aparatos eléctricos o regletas. 
  • No la utilices al aire libre: Bueno esta norma es parecida a la número 5. Si utilizas una regleta de interior en tu jardín, corres el riesgo de que se moje y se rompa. Debes buscar regletas que sean resistentes a las condiciones del clima y la humedad.

Y además