Skip to main content

12 trucos para tus electrodomésticos que te ayudarán a ahorrar en la factura de la luz

Ahorrar en la factura de la luz

27/10/2019 - 07:15 | Actualizado 30/10/2019 - 20:00

Buena parte de la factura de la luz proviene de los electrodomésticos que usamos a lo largo del día. Si optimizamos su consumo, podemos ahorrarnos mucho dinero al mes. Vamos a ver algunos trucos para reducir el gasto en la factura de la luz, a través de los electrodomésticos.

En España, las variaciones climáticas y la gran diferencia de temperaturas a lo largo del año hacen que los electrodomésticos supongan un elevado gasto de energía en todos los hogares. A los imprescindibles, como pueden ser el horno, la nevera, el microondas o la televisión, hay que unir los ventiladores y el aire acondicionado en verano, y las estufas y calefacciones eléctricas en invierno. La conclusión es obvia: si reducimos el consumo de los electrodomésticos, reduciremos la factura de la luz.

Reducir el gasto energético no significa que dejes de utilizarlos o de beneficiarte de sus funciones, ya que tienes a tu disposición muchas fórmulas para conseguir que consuma menos. 

Gracias a la tecnología y a un uso más racional de los electrodomésticos, podemos ahorrar mucho dinero cada mes. La mayoría de los consejos que vamos a ofrecer son sencillos de llevar a cabo y no requieren gastar dinero, o muy poco. Si los pones en práctica, notarás los beneficios.

Son muchos los factores que influyen en el consumo de electricidad de un electrodoméstico. Desde su eficiencia energética a cómo lo usemos, la hora del día, y otras causas ajenas al propio electrodoméstico, como dejarlo enchufado por las noches.

Si tenemos en cuenta todo esto, podemos ahorrar un 10 o un 20% en la factura de la luz, sin demasiado esfuerzo.

Índice de contenido

  1. ¿Qué electrodomésticos consumen más?
  2. Eficiencia energética
  3. Reduce la potencia contratada
  4. Mejor de gas que eléctrico
  5. ¿Por qué regalas un 8% de la factura?
  6. Usa enchufes inteligentes o con interruptor
  7. Pásate a las luces LED
  8. Mantenimiento
  9. Consumo responsable
  10. Usa los modos ECO
  11. Cambia a la tarifa nocturna
  12. Aprovecha las apps

¿Qué electrodomésticos consumen más?

LG lavadora inteligencia artificial
LG

Para conseguir ahorrar en la factura de la luz, lo primero que tienes que saber es cuáles son los electrodomésticos que más consumen para intentar reducir el gasto con ellos. Hay algunos con los que poco puedes hacer, por ejemplo la nevera, que debe estar siempre encendida. Pero con otros sí tenemos más margen.

Según el El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), estos son los electrodomésticos que más consumen:

Electrodomésticos que más consumen

Lavadoras, lavavajillas, hornos y televisores, son los primeros que debes vigilar. Aplica los siguientes trucos para reducir su peso en la factura eléctrica.

Eficiencia energética

Ahorrar en la factura de la luz

La eficiencia energética de cada aparato es un factor muy importante, de manera que si tienes previsto comprar un electrodoméstico nuevo o renovar alguno viejo, ten presente este dato, ya que te permitirá ahorrar mucho dinero.

Llamamos eficiencia energética al uso eficiente de la energía. Es decir, a la capacidad de cumplir con el propósito de un electrodoméstico, con el mínimo consumo de energía posible.  Como más eficiencia energética tenga un electrodoméstico, menos te costará en electricidad que haga un determinado trabajo.

Hoy en día resulta sencillo conocer este dato, gracias a las etiquetas vigentes en la Unión Europea desde 2010. Entre un electrodoméstico con una calificación A+++, la mayor, y otro con una calificación D, la menos eficiente, hay una diferencia de consumo de un 40%.

Eficiencia energética

Una lavadora A+++ ofrece un ahorro en la factura de la luz de unos 40€ al año, con respecto a una de hace 10 o 15 años.

Cuando compres un nuevo electrodoméstico, asegúrate de que tiene una calificación A o superior. Algunos incluso consumen menos que la mejor calificación A+++. Lo indica con términos del tipo A+++ (-40%), que significa que consumen un 40% menos que una A+++.

Reduce la potencia contratada

Factura de la luz

Quizá no lo sepas, pero el consumo eléctrico que llevas a cabo apenas supone el 30 o 40% de la factura. El 60% es un pago fijo y debes pagarlo incluso aunque pases un mes fuera de casa, sin usar electricidad.

¿De dónde proviene este pago fijo? Por un lado son las tasas y el IVA, que suman un 26% de la factura. El resto es la potencia contratada, una cuota fija que a vece supone el 30 o 40% de la factura.

La potencia contratada indica la electricidad que podemos consumir al mismo tiempo. Por ejemplo, si la potencia contratada es de 3,45 KW, no podemos usar electrodomésticos al mismo tiempo que superen esa potencia, porque saltarán los plomos. Cuanta más potencia contratada tengamos más pagamos, incluso aunque no usemos electricidad.

Cómo calcular la potencia contratada que necesitas

En tu factura puedes ver la potencia contratada. Puedes calcular lo que consumen todos tus electrodomésticos y bombillas al mismo tiempo, y si es mucho menor que la potencia contratada, te conviene bajarla. Echa un vistazo al enlace anterior para saber cómo hacerlo.

Eso sí, primero analiza bien el consumo energético de tu hogar y no te lances a bajar tu potencia contratada alegremente, ya que puede tener consecuencias indeseadas. Por ejemplo, si tienes aire acondicionado con instalación central, necesitarás una potencia mínima para que funcione junto a tus electrodomésticos. Asegúrate de que tienes la suficiente para cubrir tus necesidades.

Además, ten en cuenta que tanto bajar como subir la potencia contratada cuesta dinero, y sólo la puedes cambiar una vez al año.

Mejor de gas que eléctrico

Algunos electrodomésticos del hogar, como la cocina o la calefacción, pueden funcionar con gas o con electricidad.

Si puedes elegir el gas es energéticamente más eficiente, es decir, cuesta menos obtener la misma energía. En teoría te saldrá un poco más barato.

 

¿Por qué regalas un 8% de la factura?

Ahorrar en la factura de la luz

Cuando apagas la televisión, la consola, el aparato de música o el microondas, en realidad no los desconectas por completo. Siguen funcionado en una especie de modo reposo (la lucecita roja que muestran cuando están supuestamente apagados) para arrancar más rápido la próxima vez que los enciendas, o hacer cosas como actualizarse. A eso se le llama stand-by.

El problema es que el stand-by consume electricidad, entre un 8 y un 10% del consumo total, como podemos ver en la tabla del principio del artículo.

Conseguiremos ahorrar bastante dinero en la factura de la luz si reducimos al máximo el stand-by. Puesto que muchos electrodomésticos no tienen botón de apagado y desconectar manualmente los enchufes todos los días es muy pesado, lo más práctico es instalar regletas con interruptores, que nos permitirán apagar por completo cualquier aparato que no estemos usando.

Son muy baratas, y no tardaremos en recuperar lo que cuestan.

Usa enchufes inteligentes

Enchufe inteligente Teckin SP 22

Teckin

Ya hemos visto cómo el stand-by o modo reposo de los electrodomésticos, esa luz roja que siempre está encendida aunque no los usemos, supone hasta un 8% de la factura de la luz.

El problema es que muchos aparatos eléctricos no tienen interruptor de apagado, y no es práctico desenchufarlos cada vez que te vas a dormir o a trabajar.

Se puede usar regletas con interruptores como hemos dicho, pero por cuestiones estéticas, o porque el enchufe está en un lugar poco accesible, a veces no es posible. Para estos casos vienen muy bien los enchufes inteligentes.

Un enchufe inteligente se controla con una app desde el móvil o con la voz, usando Alexa o el asistente de Google. Puedes apagarlo desde la aplicación para desconectar electrodomésticos completamente, o incluso programarlo para que se apague o se encienda a ciertas horas. También a través de WiFi, en los modelos que lo admiten.

Otra función interesante es que algunos de ellos también miden el consumo eléctrico. Esto te permite saber cuánto consume realmente cada electrodoméstico que enchufas, para detectar los más caros o los más eficaces.

Pásate a las luces LED

Ahorrar en la factura de la luz

Muchos electrodomésticos y muebles de la casa, desde lámparas a espejos, usan bombillas.

Hoy en día la mayoría de las luces son halógenas o fluorescentes, pero poco a poco se están imponiendo las luces LED, con un consumo mucho menor, y un mayor ciclo de vida.

Las bombillas LED son más ecológicas que otros tipos de bombillas, consumen entre un 70 y un 80% menos que las incandescentes y un 30% menos que las fluorescentes, soportan mejor los golpes, tienen una vida útil más larga, no emiten rayos UV, se encienden inmediatamente y no necesitan calentarse, entre otras ventajas.

  LED FLUOCOMPACTA HALÓGENA ECO
Ahorro en dos años 12 € 10 € 4 €
Vida útil Entre 10 y 35 años Entre 6 y 10 años 2 años
Rapidez de encendido Instantánea Puede ser lenta, rápida o muy rápida Instantánea
Uso recomendado Toda la casa. Estancias en las que la luz permanece encendida mucho tiempo. Toda la casa. 

Si por cada luz halógena que cambies por una bombilla LED te ahorras 8€ en dos años, imagina si tienes 10 o 12...

Si quieres saberlo todo sobre las bombillas LED, echa un vistazo a este reportaje:

Si aún no lo has hecho, ahora es el momento de dar el salto. 

Mantenimiento

limpiar nevera

Un buen mantenimiento de tus electrodomésticos te permitirá ahorrar en la factura de la luz, así que no los descuides para evitar que derrochen energía. 

Mantener limpio y en buen estado un aparato doméstico puede hacer que, literalmente, consuma menos. Por ejemplo muchos dispositivos tienen rejillas de ventilación o ventiladores que se llenan se polvo. Si están sucios pesan más y consumen más, y si las rejillas están taponadas el electrodoméstico no se enfría, lo que puede hacer que el motor no refrigere, no ofrezca la potencia suficiente, o el electrodoméstico consume más para intentar compensar esa falta de potencia.

Estos son algunos consejos de mantenimiento básicos:

  • Nevera: sepárala de la pared para que disipe bien el calor por la parte trasera. Ajusta la temperatura máxima a lo que necesitas, ni un grado más. No la tengas mucho tiempo abierta, y no debe darle el sol.
  • Horno: límpialo a menudo, porque la grasa acumulada reduce su capacidad de calentar
  • Lavavajillas y lavadora: úsalos solo cuando estén llenos

Consumo responsable

Ahorro en electricidad

Getty

Otra forma de ahorrar en la factura de la luz, es mediante un uso responsable de los electrodomésticos.

Aquí hay muchas cosas que podemos hacer, y la realidad es que sabemos perfectamente cuáles son, pero no las ponemos en práctica.

Apagar las luces y la televisión cuando no estamos en una sala, no dejar encendido el ordenador y la consola mientras nos vamos a hacer otra cosa, no dejar que el agua para el café cueza más de la cuenta, descongelar la comida un día antes en la nevera, en vez de en el microondas...

En el caso de la calefacción o el aire acondicionado, el ahorro puede ser aún más significativo.

Es absurdo pasearse por casa en manga corta en pleno invierno, mientras ponemos la calefacción a 22 o 23 grados. O usar el aire acondicionado con las ventajas abiertas, o cuando no estamos en una sala.

Es más sensato bajar un poco la calefacción en invierno y usar en casa prendas de lana, mantas o bebidas calientes.

Según los médicos, en invierno es suficiente con mantener una temperatura ambiente entre 19 y 21 grados durante el día y entre 15 y 17 grados durante la noche.

Según el IDAE aumentar la temperatura de la calefacción en un grado supone un aumento del consumo energético del 7%. Esto significa que si gastas 90€ al mes en calefacción, subir un grado la temperatura supone pagar 6,3€ más al mes. Es una cantidad importante.

Usa los modos ECO

Eficiencia energética

Muchos electrodomésticos como las lavadoras, los lavavajillas o las secadoras, tienen modos ECO (ecológicos). Si los usas puedes reducir el consumo hasta un 85%.

En los ciclos de uso de este tipo de aparatos lo que más consume es calentar el agua. Los modos ECO ahorran porque calientan el agua a menor temperatura. Si la ropa o los platos no están muy sucios no lo vas a notar, y a cambio reducirás el gasto.

Por ejemplo algunos modos ECO del lavavajillas no secan los platos tras el lavado. Pero si es verano basta con abrir el lavavajillas para que se sequen solos.

Cambia a la tarifa nocturna

Ahorrar electricidad

Getty

De acuerdo con los datos que maneja el Gobierno, más de 5 millones de hogares españoles ya se han apuntado a la tarifa nocturna.

Muchas casas ya tienen instalados los contadores que permiten la discriminación horaria, es decir, pueden medir a qué hora consumes luz.

Si puedes permitírtelo, la tarifa nocturna es la más barata. Tanto el Gobierno como las eléctricas la fomentan porque reduce los atascos en el consumo de la luz, y a esas horas la propias compañías pueden comprar la luz más barata, pues no siempre puede almacenarse y se desperdicia.

Si vives solo o en pareja y no tienes que madrugar demasiado, es una opción a considerar. Con niños es más difícil. Con una tarifa nocturna la electricidad es mucho más barata entre las 11 de la noche y las 7 de la mañana, así que se puede aprovechar para poner la lavadora, el lavavajillas y el horno a esas horas, y ahorra un buen pico en la factura.

Aprovecha las apps

Ahorrar en la factura de la luz

Hemos hablado de las tarifas nocturnas, que son un tipo de tarifa con discriminación horaria. Es decir, la luz cambia de precio según la hora.

Si no puedes aprovechar una tarifa nocturna pero tienen un contador digital que registra a qué horas consumes, y una tarifa horaria, puedes aprovechar las numerosas apps que existen para saber el precio de la luz.

Estas apps te dicen lo que cuesta el kilovatio por hora en tiempo real, ya que depende de la oferta y la demanda, y cambia cada hora.

Algunas de las más conocidas son Lupbak Precio de la luz para PVPC,  Ahorra en Luz. Precio luz hora o 'Precio Luz app' para iPhone. Puedes utilizarlas para poner una lavadora o encender el horno, o el aire acondicionado, cuando la luz cuesta menos.

También es posible establecer alertas para que te avisen cuando el precio está por debajo (o por encima) de una cantidad. Así sabrás cuándo es el momento ideal para hacer un gasto energético importante.