Skip to main content

El dron con patas para aterrizar en los árboles como si fuera un pájaro

Imagen del dron con garras de ave
Stanford University

03/12/2021 - 13:59

El universo dron lleva años dando vueltas sobre cómo aterrizar de la forma más óptima, independientemente de la superficie. Ahora una universidad americana ha unido dos concepto que no habíamos visto hasta ahora: dron y pájaro.

Ingenieros de la Universidad de Stanford han estado trabajando en un robot que es en parte un dron volador cuadricóptero y en parte un halcón peregrino.

La mitad superior del robot se parece a un cuadricóptero común diseñado para volar por el aire. La mitad inferior del dron tiene un par de patas con garras, muy diferente a todo lo que hemos visto en el pasado.

El objetivo de la creación del robot era permitir que el dron se pudiera posar en brazos, ramas y otros objetos redondeados, como hacen tan eficientemente los pájaros.

VIDEO

El dron con patas para aterrizar en los árboles como si fuera un pájaro

La posibilidad de que un dron vuele y aterrice en un árbol es una mejora significativa respecto a los drones actuales, que suelen necesitar un terreno plano para despegar y aterrizar (aunque lo mismo no sirve para transportar personas).

Los pájaros hacen que el vuelo y el aterrizaje parezcan fáciles, pero posarse en una rama es particularmente difícil de diseñar en un robot capaz de volar. El reto es que no hay dos ramas iguales.

Las ramas difieren en tamaño, forma y textura. Algunas ramas están cubiertas de pequeños palos que crecen en su superficie y hojas, mientras que otras pueden estar cubiertas de musgo. Por eso diseñar un robot que haga lo mismo que un pájaro no es nada fácil.

VIDEO

[CH] El dron autónomo sin hélices ni motores

El sistema creado por los ingenieros de Stanford se denomina como Agarrador aéreo estereotipado inspirado en la naturaleza, abreviado SNAG. Las patas, parecidas a las de un pájaro, permiten al robot volador desplazarse por el cielo como un típico dron, pero le dan la capacidad de transportar objetos y posarse en diversas superficies como un pájaro.

En su investigación, los ingenieros observaron a pequeños pájaros que volaban de un lado a otro entre perchas especiales de distintos materiales y tamaños.

Las perchas estaban hechas de madera, espuma, papel de lija y teflón. Todas llevaban incorporados sensores que permitían al equipo registrar la fuerza física de agarre cuando los loritos aterrizaban y despegaban del material.

Los científicos aprendieron algo sorprendente de su investigación, al descubrir que el pájaro realizaba las mismas maniobras sin importar de qué estuviera hecha la percha.

Por este motivo, al diseñar el robot, los ingenieros siguieron el enfoque de las aves, haciendo que el robot volador se acerque a todas las ramas de la misma manera.

Eso sí, para mantener el dron en el aterrizaje, el equipo se decidió por la estructura de las patas del halcón peregrino, que son grandes y poderosas.

Sinceramente el dron no es nada estético ni bonito, pero es una aproximación hacia un robot volador mucho más práctico. ¿Tendremos drones como mascotas en el futuro?

Etiquetas:

#Tecnología, #drones

Y además