Skip to main content

Un experto desvela cuatro reglas para no tener miedo a la inteligencia artificial

Qué es inteligencia artificial, Machine learning y cómo mejora tu vida

11/03/2019 - 08:15

¿Tienes miedo a la Inteligencia Artificial? Es natural desconfiar de lo desconocido, especialmente si puede afectar a nuestro trabajo o a nuestra vida social. Kartik Hosanagar, profesor de tecnología de la Universidad de Pensilvania, nos ofrece cuatro consejos para no tener miedo a la inteligencia artificial.

Marvin Lee Minsky, el padre de la inteligencia artificial, estaba convencido de que la IA salvaría el mundo. Pero también tenía miedo de que ese poder se nos fuese de las manos. "Cuando los ordenadores tomen el control, quizá ya no lo podamos volver a recuperar. Sobreviviremos mientras ellos nos toleren. Si tenemos suerte, quizá decidan tenernos como sus mascotas", dijo en 1970, en una entrevista a la revista Life. Una auténtica profecía, teniendo en cuenta que en aquella época no existían los ordenadores domésticos, ni Internet.

El profesor Kartik Hosanagar está convencido de que podemos superar el miedo a la inteligencia artificial, al machine learning y a los algoritmos. Pero serán las propias empresas que crean esas inteligencias artificiales, las que tendrán que poner de su parte para conseguirlo.

Kartik Hosanagar propone cuatro reglas que nos ayudarán a no temer a la inteligencia artificial.

La IA debe identificarse

Cada vez existen más escenarios en los que se usa un algoritmo de inteligencia artificial, pero el usuario no lo sabe. El profesor Kartik Hosanagar propone que cada vez que una web, una app o un servicio utilice una IA que afecta a un usuario, ese usuario sea informado. Si Google etiqueta tus fotos, que informe de que una IA se ha encargado de etiquetarlas. Lo mismo si una IA rechaza tu solicitud de empleo. De esta manera los usuarios aprenden a familiarizarse con los algoritmos, y saben cuándo les afectan y cuándo no.

Transparencia en los datos

Mucha gente tiene miedo o rechaza a la inteligencia artificial, porque no sabe qué datos usa. Envías tu currículo o una petición de un préstamo a una empresa, y un software lo rechaza. Pero no te dice por qué lo ha rechazado. Kartik Hosanagar cree que los algoritmos de IA deben informar a los usuarios no solo de los datos que usan para tomar decisiones, sino también qué datos tienen más peso. De esta forma los usuarios entienden su lógica e incluso pueden adaptar su información a lo que busca la IA, estableciéndose una relación entre ambos.

El usuario debe participar

Uno de los problemas de la IA actual es que trata a los humanos como sujetos pasivos. La inteligencia artificial toma una decisión (ordena tus fotos, rechaza tu currículo o te pone el último en una cola) y no podemos hacer nada. Kartik Hosanagar propone que todos los algoritmos ofrezcan la posibilidad de aportar un feedback, e incluso una protesta, y que la IA pueda cambiar de opinión según esa respuesta.

Amazon Echo Input

Amazon Echo Input

El nuevo miembro de la familia Amazon Echo permite añadir Alexa a cualquier altavoz que tengas en casa. Se conecta con él a través del clásico cable de 3.5 mm, o mediante Bluetooth.

Es algo similar a lo que vemos en la IA aplicada a las fotos del móvil, en donde corrige las fotos pero es el usuario el que tiene la última palabra a la hora de decidir qué foto guarda. Algo similar debería poder aplicarse en otros muchos algoritmos en donde interviene una IA.

Los votantes y consumidores mandan

La última regla que propone este profesor universitario es que los humanos, como consumidores y como votantes nos tomemos más en serio todo lo que tiene que ver con la inteligencia artificial. Que votemos a los políticos que entienden y se preocupan del tema. Que protestemos cuando una compañía usa una IA de forma que no nos gusta. Que dejemos de comprar productos de esa empresa si consideramos que abusa de una u otra forma. Solo así el poder de decidir seguirá en manos de los usuarios, y no de una máquina.

Estas cuatro reglas para no tener miedo a la inteligencia artificial parecen bastante sensatas, pero son las empresas que diseñan esas IAs las que deben aplicarlas. ¿Estarán dispuestas a ello, o prefieren seguir siendo las que tienen el control?