Skip to main content

Google ha enviado por error vídeos de los usuarios a personas desconocidas

Google Fotos

04/02/2020 - 12:48

Resulta extraño que las grandes empresas reconozcan errores y muchas solamente avisan cuando ha afectado de forma inexcusable a los usuarios. En las últimas horas ha ocurrido algo similar con Google, quien no suele sufrir de estos fallos, pero ha alertado que envió información de unos usuarios a otros, en este caso vídeos guardados en Google Fotos.

Google ha avisado a algunos usuarios de Google Fotos que envió sus vídeos a extraños, aunque solamente afectó a los que utilizaron el sistema Google Takeout de descarga de imágenes.

Sucedió entre el 21 y el 25 de noviembre de 2019 y se ha notificado recientemente, tras más de dos meses, aunque no se ha trasladado el número de usuarios a los que afectó dicho problema. En este tuit se puede ver el mensaje con el que se ha notificado.

Google no ha querido informar del número de usuarios que lo sufrieron, menor al 0,01%, según la información de 9to5Google, ni la cantidad de vídeos o cuántas veces ocurrió. Aunque teniendo en cuenta los millones de personas que utilizan cada aplicación de la compañía en todo el mundo seguro que es una cifra remarcable.

Desde Google nos informan que "Estamos notificando a nuestros usuarios sobre un error que puede haber afectado a aquellos que usaron Google Takeout para exportar su contenido de Google Photos entre el 21 y el 25 de noviembre. Estos usuarios pueden haber recibido un archivo incompleto o videos (no fotos), que no eran suyos. Hemos solucionado el problema subyacente y hemos realizado un análisis en profundidad para evitar que esto vuelva a suceder. Lamentamos mucho los posibles inconvenientes".

Ante la falta de información sobre los vídeos exactos, poca queja pueden poner los usuarios, pero este tipo de sucesos vuelve a demostrar que un documento, del tipo que sea, parece que solamente puede estar seguro si se mantiene en equipos sin conexión. Entre los errores de compañías y los problemas de seguridad o ataques es complicado saber a ciencia cierta si alguien ha accedido a un documento privado.

De momento es toda la información con la que se cuenta tras el aviso de Google más de dos meses después del fallo.