Skip to main content

Google Pixel 3A pasa por la mesa de iFixit y descubren que es fácil de reparar

Google Pixel 3A XL

10/05/2019 - 16:48

Google apenas acaba de presentar su gama más económica de móviles Google Pixel 3A y Google Pixel 3A XL en el marco de su conferencia de desarrolladores Google I/O, y el portal iFixit ya ha desmontado uno de los nuevos Google Pixel 3A para ver qué tal es por dentro.

Como seguramente sabes, iFixit se dedica a desmontar todo tipo de dispositivos y smartphones para determinar lo fáciles (o no) que son de reparar, asignándoles una puntuación de 1 a 10, siendo 1 los más difíciles de reparar y 10 los más fáciles.

En su prueba de desmontaje, el Google Pixel 3A ha obtenido un estupendo 6 en su puntuación, lo cual lo acredita como un móvil relativamente sencillo de reparar.

Esta excelente puntuación contrasta con la obtenida por la mayoría de móviles actuales, cada vez más complicados de reparar por el hermetismo de sus componentes y las reticencias de los fabricantes a que los usuarios tengan opción de reparar los móviles dañados por sí mismos, no quedando otra alternativa que pasar por el servicio técnico oficial de la marca.

Durante el desmontaje, el Google Pixel 3A demostró una gran facilidad para ser reparado ya que es sencillo acceder a los diferentes componentes de su interior.

Desde iFixit destacan que, por ejemplo, el adhesivo empleado para fijar la pantalla es una especie de espuma que se retira con cierta facilidad, por lo que los usuarios podrían cambiar la pantalla rota del Google Pixel 3A ellos mismos. La misma apreciación recibe su batería, fácilmente sustituible en caso de avería o excesiva degradación por el uso.

El único punto sobre el que alerta el desmontaje hace referencia a la longitud de algunos cables y conectores que, al ser demasiado largos, existe un alto riesgo de romperlos si no se actúa con la suficiente precaución al desmontarlo.

En qué es peor el Pixel 3a respecto a los Google Pixel 3

Los usuarios aprecian cada vez más el hecho de poder reparar sus propios móviles en caso de rotura o avería de algunos de sus componentes con el fin de ahorrarse un buen puñado de euros evitando pasar por el SAT.

Saber que los nuevos Google Pixel 3A son fáciles de reparar, seguro que hace que más de un usuario con dudas se decida por este modelo en lugar de hacerlo por otro que, sí o sí, deba pasar por el servicio técnico en caso de avería.