Skip to main content

Este hospital ha decidido sustituir a los enfermeros por robots que llevan pastillas a los pacientes

robots

18/11/2019 - 11:37

La automatización hace tiempo que se asomó al mundo de la medicina y la salud. Cada vez son más los hospitales que mejoran sus sistemas tecnológicos para facilitar el trabajo de los empleados y hacer más agradable la estancia a los pacientes. 

La Universidad de Standford, ha ido un paso más en esta automatización de la atención sanitaria construyendo un hospital repleto de sistemas tecnológicos. Quieren saber si estas técnicas mejoran la productividad de los centros médicos. 

En pleno campus de Standford Helth Care, este hospital nuevo está conectado como el móvil que llevamos en el bolsillo. Los pacientes y empleados del centro son capaces de regular la iluminación de las distintas estancias, así como el entretenimiento y otros sistemas desde el móvil o con los mandos disponibles en las habitaciones. 

Por ejemplo, descargando una app en el móvil los visitantes y pacientes pueden, desde solicitar la atención de un médico, hasta guiarse por los distintos pasillos y plantas del hospital. A su vez, los empleados de este centro tiene disponible toda la información de un paciente en el móvil y pueden comunicarse en cualquier momento con el resto de compañeros de trabajo. 

Otra de las partes más potenciadas, es la farmacia. Allí varios robots se encargan de encontrar los medicamentos en el almacén y dispensar esos medicamentos a las personas que los soliciten. Desde la dirección del hospital explican a The Wall Street Journal que con esta tecnología, reducen la carga de trabajo excesiva que tienen normalmente los empleados de un hospital, permitiendo que se centren en tareas más complejas. 

Por otro lado, encontramos 23 vehículos automáticos que ayudan a entregar la ropa y sacar la basura de las distintas plantas. Además, toda esta innovación se irá renovando según estén disponibles, desde redes inalámbricas 5G hasta sistemas con inteligencia artificial que mejoren la autonomía del edificio

Todavía queda por comprobar esta mezcla entre tecnología y humanidad funciona y consigue una buena recepción por parte de los pacientes. De momento la construcción de este hospital ha costado 2,1 millones, una inversión que no sólo debe servir para mejorar la atención médica de esa región, sino para inspirar y conducir la renovación de los hospitales del resto del mundo

Ver ahora: