Logo Computerhoy.com

Esta IA ayuda a los diabéticos con el control de azúcar en sangre de manera automática

Diabetes

Una empresa francesa ha conseguido ser financiada por la FDA para la globalización de su algoritmo de IA que gestiona minuciosamente la administración de insulina que realizan las bombas.

Los avances tecnológicos a nivel de salud están siendo muy prometedores en los últimos años. El amplio desarrollo de la inteligencia artificial, además, está colaborando a facilitar cada día más la vida de algunas personas con determinadas enfermedades.

Recientemente ya informamos de la aprobación, por parte de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos), de la primera aplicación para administrar insulina a diabéticos, por parte de Tandem, una empresa líder en dispositivos para esta enfermedad.

Pues bien, ahora hemos podido conocer que Diabeloop, una empresa francesa que lleva años desarrollando algoritmos para la gestión de un sistema bomba-sensor, como ya hace Tandem con las aplicaciones, ha conseguido recaudar 70 millones de euros por parte de la FDA, con el objetivo de globalizar esta tecnología.

Estos algoritmos ya existen en Europa de forma generalizada, pero podrían llegar pronto a los Estados Unidos gracias a este impulso económico.

Tanto este sistema como el que usa Tandem, son conocidos como sistemas de administración de insulina de circuito cerrado o páncreas artificiales y usan las lecturas continuas de los niveles de azúcar en sangre para ajustar minuciosamente la configuración de las bombas de insulina conectadas.

Esta IA funciona de la siguiente manera: recoge las lecturas de azúcar en sangre de un monitor de glucosa continuo, conectado cada cinco minutos, analiza estos datos teniendo en cuenta todo tipo de aspectos y envía automáticamente los cálculos de la dosis resultante a una bomba de insulina.

Todo esto mediante la gestión de un teléfono. El algoritmo se aloja en un pequeño dispositivo que se conecta al MCG (un aparato portátil que registra y almacena tus niveles de glucosa) y a la bomba de insulina mediante Bluetooth.

Han sido dos duros años de continuas mejoras en el sistema y constantes solicitudes de globalización hasta que por fin se ha conseguido. Y es que ya en 2020, esta empresa lanzó un ensayo clínico de su algoritmo principal de IA, señalando que era el momento de que fuese aprobada por la FDA. 

Sin embargo, no ha sido hasta ahora cuando la Administración ha dado el ok a una financiación increíble que seguro que colabora con el nacimiento de nuevos desarrollos.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.