Skip to main content

El iPhone 14 supondría un gran salto cualitativo gracias a su nuevo procesador

Iphone 12

A.A.H.

20/06/2021 - 15:30

TSMC empezará a fabricar sus chips en procesos de 3nm en 2022, y podrían llegar a tiempo para el iPhone 14.

Si bien todavía Apple no ha anunciado ni siquiera de forma oficial la nueva línea de dispositivos iPhone que presentarán este mes de septiembre, presumiblemente llamados iPhone 13, lo cierto es que los de Cupertino ya trabajan en futuribles dispositivos que lanzarán durante los próximos años, y si estás pensando actualizar tu iPhone quizás te interese esperarte a 2022.

Y es que si bien los modelos de iPhone 13 que se lancen este otoño ofrecerán un chip A15 Bionic que mejora al actual, el salto presumiblemente se dará con el siguiente procesador que vendría fabricado en proceso de 3nm.

Y es que ahora según Digitimes Asia, TSMC pronto comenzará a fabricar procesadores en proceso de 4nm y 3nm, y este último podría incluirse en los iPhone de 2022, ofreciendo una mayor eficiencia energética y siendo un procesador, en definitiva, más rápido y eficiente que los actuales, con un gran salto al respecto.

Y es que según el proveedor Applied Materials “la integración de múltiples tecnologías de procesos nos permite rediseñar materiales y estructuras para que los consumidores puedan tener dispositivos más capaces con una mayor duración de la batería. Esta solución única e integrada está diseñada para acelerar el rendimiento, la energía y las hojas de ruta de costos del área de nuestros clientes”.

No está claro si esta tecnología nueva anunciada por Applied Materials utilizará alguno de estos procesadores fabricados en proceso de 3nm que TSMC empezará a fabricar el próximo año, aunque desde Digitimes se especula con que primero se pasaría a finales de año al proceso de 4nm para cambiar al de 3nm a mediados de 2022, con lo que veremos si el iPhone de 2022 incluye un chip de 3nm o de 4nm.

Si el iPhone de 2022 contara con un chip fabricado en proceso de 3nm ofrecería un aumento de velocidad del 15% y consumiría hasta un 30% menos de energía que los chips de 5nm, con lo que el salto cualitativo al respecto sería mucho mayor que lo visto en los últimos lanzamientos.